La canciller alemana, Angela Merkel, abrirá la 42 edición del Foro Económico Mundial (FEM) en la estación alpina de Davos a la que asistirán 40 jefes de Estado y gobierno, entre ellos el presidente de México, Felipe Calderón.

El tema central de la cita anual de Davos que tendrá lugar del 25 al 29 de enero, será "La Gran Transformación: Creando Nuevos Modelos".

La reunión en la localidad de los Alpes suizos contará con la asistencia de 40 jefes de Estado y gobierno, entre los que destacan los de países de la UE como Finlandia, Francia, Irlanda, Países Bajos y Reino Unido, además del presidente de Perú y Panamá.

Así como de representantes de 19 países del G-20 y más de 2,600 delegados, empresarios, sociedad civil, artistas e intelectuales.

El presidente y fundador del Foro Económico Mundial (FEM), Klaus Schwab, afirmó este miércoles que uno de los temas de reflexión será la necesidad urgente de una transformación del capitalismo.

Schwab subrayó en rueda de prensa previa al cónclave anual de Davos, que sigue creyendo firmemente en el capitalismo como el motor del progreso social, sin embargo, "en su actual forma no encaja por más tiempo con el mundo que nos rodea".

"Hemos fracasado en el aprendizaje de las lecciones de la crisis de 2009 y es necesaria una urgente transformación que debe comenzar con la restauración de un sentido global de la responsabilidad social", indicó.

La reunión de este año debatirá sobre los modelos del crecimiento y empleo; liderazgo e innovación; sostenibilidad y desarrollo.

Así como los modelos sociales y tecnológicos, entre otros temas de vital importancia en momentos en que se anuncia el riesgo de una nueva recesión económica mundial.

Además se dedicará una sala especial para la discusión de los temas identificados en el informe de Riesgos Globales 2012.

Asimismo, acudirán a Davos figuras como el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy Geithner, el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, la directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, y el presidente del Banco Mundial, Robert B. Zoellick.

Por otra parte, miembros del movimiento de protesta "Occupy WEF" (Ocupemos el Foro Económico Mundial) son otros "actores" que aunque no han sido invitados, se aprestan para hacer escuchar su mensaje contra los representantes del sistema político, económico y social mundial que acudirán a la exclusiva estación de esquí suiza.

Los organizadores del movimiento de protesta construyeron un enorme iglú en el centro de Davos y van a levantar un campamento con muchos más con el fin de imitar el poblado de carpas erigidas frente a Wall Street en Nueva York y otras ciudades.

El movimiento "Occupy WEF" es parte de la campaña mundial que se inició en Nueva York a finales de septiembre para denunciar las desigualdades sociales y la desmedida ambición de los grupos financieros.

Frente a una gran manta con la frase "No dejes que decidan por ti", David Roth, presidente del ala joven del Partido Socialista suizo, hace unos días declaró a la prensa que "las decisiones de unos pocos nos han llevado a la crisis de los últimos años" y criticó el hecho de que "ahora las mismas personas se presentarán aquí como la solución a estos problemas".

Roth invitó al público en general a unirse a la protesta y coincidió con una de las conclusiones del FEM en su informe de Riesgos Globales 2012, que afirma que la creciente desigualdad social será "una de las mayores amenazas para la economía mundial en los años por venir".

RDS