A días de que se firme el Pacto de Estabilidad de Certidumbre Fiscal, la Secretaría de Hacienda se comprometió con los industriales a que habrá certeza jurídica de no regresar a la tentación de subir impuestos en el mediano plazo, mientras que solicitó desistir a los amparos para mantener el diálogo sobre el comportamiento de los gravámenes que pudieran alterar la economía y fomentar la informalidad.

Así lo informó Rodrigo Alpízar Vallejo, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra), quien propuso que el pacto fiscal sea un mecanismo de concertación económica hasta el final del sexenio, así como fungió el Pacto por México en el tema político.

Sí fue una de las líneas que se han discutido dentro de los primeros encuentros, los primeros borradores, el que las cámaras pudiéramos comprometernos a no promover el uso de amparos, es parte del documento original , expresó en conferencia de prensa.

Alpízar comentó que independientemente de los amparos que hayan promovido, las empresas apoyarán desde la Canacintra, por lo cual se pide a las autoridades no cerrar el diálogo.

Lo que pedimos es certidumbre y certeza jurídica para realizar inversiones , porque sabemos que las más afectadas fueron las empresas maquiladoras de exportación en la frontera norte, estableció el líder de los industriales de la transformación.

El vicepresidente de la Canacintra, Raúl Rodríguez, dijo que urge generar certeza jurídica para no modificar impuestos, ya que en el pasado se incrementaba un impuesto y nadie sabía ni había la certeza de que el año siguiente podría incrementarse otra vez o habría nueva figura; entonces, las empresas pequeñas o medianas no podían tomar decisiones porque estaban en la incertidumbre sobre qué va a pasar y en lugar de invertir se iban a otro lugar (país) .

Con el pacto fiscal, lo que buscamos es mantener una posición de denle certeza a las inversiones y, para ello, dar vuelta a la página de la reforma hacendaria aprobada el año pasado e iniciar un nuevo diálogo con las autoridades de hacienda, refirió el Presidente de la Canacintra.

Luego de cuatro reuniones con la dependencia que dirige Luis Videgaray, para el sector industrial son fundamentales tres premisas que den paso a la firma del pacto: no subir impuestos en el mediano plazo; mantener el mecanismo de diálogo y combatir la informalidad.

(Se debe)trabajar para combatir la informalidad que está creciendo (…) No encontramos elementos claros de qué o cómo van a combatir la informalidad con la reforma fiscal , dijo.

Sobre los impuestos que no agradaron al sector privado como la deducibilidad en salarios, IVA en frontera, IEPS en alimentos de alto contenido calórico, otros, Rodrigo Alpízar explicó que el sector privado pretende comprobar a la autoridad la afectación y daño que genera a algunos sectores, como sucedió con el IETU e IDE en su momento y que determinaron eliminar.

[email protected]