El presidente del banco central brasileño, Alexandre Tombini, dijo el martes que considerará una "significativa" rebaja del panorama de crecimiento del país cuando tome una decisión sobre las tasas de interés el miércoles.

La inusual declaración de Tombini comentando la decisión del Fondo Monetario Internacional de rebajar el panorama de crecimiento de Brasil hundió los futuros de las tasas de interés, mostrando que los operadores ven una mayor posibilidad de que el banco deje las tasas estables o las suba sólo 25 puntos básicos.

NOTICIA: Planes para impulsar economía brasileña, limitados por finanzas

"Para mí esto luce como una excusa para no subir las tasas de interés", dijo Renato Botto, gerente de Absolute Investments en Sao Paulo.

El banco central está bajo fuerte presión de parte de políticos, sindicatos y líderes empresariales para mantener estables las tasas y evitar hundir aún más a una economía inmersa en su peor recesión en una década.

El Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff está preocupado de que más subas de tasas afecten sus planes para revivir la economía, lo que genera tensiones con el banco central.

NOTICIA: Inflación brasileña llegó a su mayor nivel desde 2002

El FMI rebajó el panorama de crecimiento de Brasil a una contracción de 3.5% en el 2015 y cero crecimiento en 2017, por debajo de las expectativas de economistas privados reunidas semanalmente por el banco central y de la mediana de los pronósticos de un sondeo de Reuters.

El banco central había señalado hasta hace poco tiempo que estaba preparado para subir las tasas para controlar la inflación, que excedió 10% a un máximo en 12 años en el 2015.

NOTICIA: Inflación brasileña llegó a su mayor nivel desde 2002

El comité de política monetaria de ocho miembros del banco, conocido como Copom, inició el martes su encuentro monetario de dos días, en el que evaluará si sube o no la tasa de interés de referencia de Brasil -la Selic-, que actualmente se ubica en 14.25% anual.

abr