En el primer trimestre del año el ahorro financiero de la economía alcanzó uno de los niveles más altos de la última década como porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB), destacó el Banco de México.

En un reporte explicó que los recursos financieros de la economía representaron 78.4% del PIB, reflejando tanto mayores fuentes provenientes del exterior como un crecimiento de las internas en financiamiento.

El ahorro de los no residentes fue reflejo del desempeño favorable de la economía mexicana y sus perspectivas, así como del entorno de liquidez global en combinación con los elevados diferenciales de las tasas de interés entre Estados Unidos y México, argumentó.

Según el banco central, los conflictos en Medio Oriente y África del Norte, así como los desastres naturales ocurridos en Japón, tuvieron efectos limitados en los flujos de capital a México.

Detalló que el ahorro financiero de los residentes mostró tasas de crecimiento reales superiores a las registradas el trimestre anterior, en particular el ahorro voluntario.

Lo anterior como resultado en buena medida de los mayores niveles de la actividad económica.

No obstante, expuso que al igual que en el último trimestre del 2010, el saldo del ahorro financiero de los residentes estuvo influido por el incremento de las tasas de interés de mediano y largo plazo que se dio durante la mayor parte del trimestre, afectando negativamente la valuación de los activos.

HOLGURA CREDITICIA

Por otro lado, el crédito de la banca al sector privado continúa expandiéndose en congruencia con el crecimiento de la demanda agregada, lo que sugiere que su evolución está apoyando la recuperación de la actividad económica.

Sin embargo, aclaró que el crédito en México está creciendo de una base muy baja, aunado a que las instituciones bancarias del país se encuentran muy capitalizadas y muy líquidas.

CONSUMO Y DISPONIBILIDAD

También puso de manifiesto que en los tres primeros meses del año el financiamiento de la banca comercial para el consumo continuó reactivándose, aunque de manera moderada.

Sobre la utilización de los recursos financieros, indicó que en el cuarto trimestre del año pasado el sector público y la acumulación de reservas internacionales por parte del Banco de México absorbieron alrededor de dos terceras partes de la disponibilidad de los recursos financieros.

lflores@eleconomista.com.mx