Tlaxcala tendrá nuevo régimen de pensiones con el fin de reducir el déficit de 98 millones de pesos que arrastra su sistema actual. Los burócratas actuales y futuros del estado deberán trabajar entre siete y 12 años más para retirarse, informó Leonardo Ernesto Ordóñez Carrera, director de Pensiones Civiles del estado.

Hasta el momento, 13 entidades federativas han realizado modificaciones a sus esquemas de retiro, donde se consideran incrementos en la edad para retirarse. En el caso de Tlaxcala, las jubilaciones se realizarán entre los 60 y 65 años, cuando antes los trabajadores se pensionaban con 25 y 30 años de antigüedad, sin importar la edad.

Francisco Miguel Aguirre, director general de Valuaciones Actuariales del Norte, explicó que, en la mayoría de los estados, las reformas a los sistemas de pensiones sólo aplican a las generaciones futuras y no a los trabajadores actuales, lo que provoca que el problema financiero que enfrentan las entidades no se resuelva en el corto plazo.

REFORMAS

En Tlaxcala, los cambios al régimen de retiro ya fueron consensuados con los trabajadores en activo, los cuales después de diversas sesiones de análisis aprobaron el incremento en los años laborales, informó Leonardo Ernesto Ordóñez Carrera, director de Pensiones Civiles de Tlaxcala.

Para los empleados actuales, el aumento en la antigüedad laboral será de forma gradual. Actualmente, los burócratas de Tlaxcala se pensionan a los 53 años; sin embargo, se espera que, una vez aprobadas las reformas al sistema de retiro que tiene el estado, los empleados del género masculino se jubilen a los 60 años y los del femenino, a los 58.

Para los nuevos trabajadores, el incremento es mayor, estos deberán laborar más años. De acuerdo con el régimen, estas personas se podrán retirar hasta los 65 años, explicó Ernesto Ordónez.

Añadió que la reforma a la Ley de Pensiones Civiles del Estado de Tlaxcala se realiza con la finalidad de atender la crisis que enfrenta la entidad en ese rubro. Hoy en día, la administración tiene que pagar pensión a 1,660 extrabajadores, los cuales provocan un déficit equivalente a 98 millones de pesos.

Tlaxcala no es el único estado que enfrenta crisis por el sistema pensionario, entidades como Coahuila también manifiestan insolvencia para pagar el retiro de sus trabajadores.

[email protected]