El refugio que han encontrado los inversionistas en emisiones de Estados Unidos y Japón podría estar gestando un riesgo mayor al fomentar desequilibrios que presionan aún más las condiciones fiscales de ambas economías, advirtió el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Al interior de su reporte semestral, el Global Financial Stability Report , economistas del organismo alertan que estos flujos han llevado los costos de financiamiento de los gobiernos a mínimos históricos, no obstante que ambos países continúen enfrentando significativos desafíos fiscales.

En ambos países, es necesario programar los pasos necesarios hacia un ajuste fiscal a mediano plazo y ejecutarlos sin más demora. La lección principal que han dejado los últimos años es la necesidad de afrontar los desequilibrios mucho antes de que los mercados comiencen a inquietarse por la situación del crédito , observaron.

EU, BORDEANDO EL ABISMO

En EU, el inminente precipicio fiscal , el plazo que queda hasta alcanzar el tope de la deuda y la incertidumbre que éste suscita son los principales riesgos inmediatos.

Estimaciones del organismo sitúan en 8.7% del PIB el déficit presupuestario de Estos Unidos, este cálculo es seis décimas superior al referido en abril pasado. Se proyecta un desequilibrio de 7.3% del producto para el año próximo.

Mientras, espera que la deuda pública llegará este año en EU a 107% del PIB, y 111.7% del Producto para el año que entra.

AMENAZA NIPONA

Acerca de Japón, es la dinámica insostenible de la deuda la que sigue siendo la inquietud más apremiante a mediano plazo , según el organismo.

Para ellos, se calcula en 10% del PIB el déficit presupuestario del 2012 y en 9.1% del Producto el que registrarán las arcas públicas niponas el año entrante.

Mientras, la deuda esperada para este año es del orden de 237% del PIB, según el organismo.

Además, el organismo sugiere a las autoridades económicas el diseño de una combinación de políticas financieras, macroeconómicas y estructurales para garantizar un proceso fluido de desapalancamiento, respaldar el crecimiento y facilitar el reequilibrio. El reporte fue difundido desde Tokio, Japón, durante los trabajos previos de la Asamblea Anual del FMI y el Banco Mundial, a realizarse el 12 y 13 de octubre próximos.

ymorales@eleconomista.com.mx