El anuncio de que el intento por sellar el derrame petrolero en el Golfo de México, por parte de British Petroleum, será un éxito fue recibido con agrado por los inversionistas, lo que se reflejó en un alza en sus acciones.

En la Bolsa de Londres los títulos subieron 5.85% a 5.20 libras y 7% en la de Nueva York.

Los títulos British, concesio­naria de la plataforma, Deepwater Horizon, destruida por una explosión el pasado 20 de abril, se han visto golpeados y desde esa fecha hasta la jornada del martes, la pérdida era de 24.9%; sin embargo, con el avance de ayer ésta se limi­tó para quedar en 19.7%, mientras que en lo que va del año la caída es de 13.20 por ciento.

Las pérdidas son considerables, si tomamos en cuenta que el FTSE 100, principal índice de la Bolsa de Londres, en el año presenta un retroceso de alrededor de 5.54 por ciento.

El pasado miércoles, la petro­lera anunció la puesta en marcha de la operación conocida como Top Kill, con lo que se busca tapar el pozo que emite a diario miles de barriles al Golfo de México, lo cual fue tomado con agrado por los inversionistas, de manera que en los últimos dos días sus acciones acumulan un alza de 7.34 por ciento.

No obstante, Sanford C. Bernstein estima que aunque el costo antes de impuestos del desastre para BP será de US8,200 millones, equivalente a 26% de la ganancia operativa previsto para el 2010, los costos generales se extenderán por muchos años.

Por lo pronto, la empresa ha aceptado pagar una indemnización de 75 millones dólares.

Mejoran recomendación

Oppenheimer subió su recomendación a las acciones de la empresa de neutral a sobreponderar , al considerar que el potencial de revaloración alcista es mucho mayor que el riesgo de una caída como resultado del derrame de crudo en el Golfo.

Asimismo, cree que las caídas que ha presentado la acción y que han erosionado 30% de su valor de capitalización (alrededor de 55,000 libras, con lo que actualmente éste es de 97,850 millo­nes de libras), han proporcionado una oportunidad de compra a largo plazo.

Los ADS que se negocian en Nueva York cotizan en 45.38 dólares y se espera que paguen 6 dólares de dividendos a finales del 2011.

Por otro lado, el crudo de referen­cia estadounidense, el WTI, para entrega en julio subió 30.4 dólares para cerrar en 74.55 dólares por barril.

garagon@eleconomista.com.mx