Los indicadores Líderes Compuestos (MEI, por su sigla en inglés) del ciclo económico de México, medidos por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), registraron en octubre, por tercera vez consecutiva, una desaceleración, pero se mantiene en la tendencia de largo plazo de 100 puntos, informó la entidad.

La lectura de los indicadores como la actividad industrial, el desempeño de las empresas que cotizan en Bolsa, el Producto Interno Bruto, y la confianza del consumidor, entre otros, evidencia que el índice para México alcanzó un registro de 100 puntos en octubre, con lo que regresó a niveles de febrero de este año.

Los indicadores líderes compuestos fueron diseñados por la OCDE para identificar señales tempranas de puntos de inflexión en la actividad económica y de negocios.

Al comparar el ciclo mexicano con el de los otros países miembros, para identificar la fase en la que se encuentra respecto de los demás integrantes, resulta que el de México está ligeramente más dinámico que el promedio de las economías de la OCDE, cuyo índice es de 99.8 puntos.

Este reporte del mes de octubre, muestra que es el tercer mes consecutivo que los MEI del grupo se ubican en este nivel de 99.8 puntos, lo que la entidad identifica como un momento estable del ciclo.

Lo anterior significa un avance marginal respecto de los 99.7 donde estuvieron los indicadores para los países OCDE en promedio, durante seis meses consecutivos.

Avanzadas, foto ?de lenta expansión

Según la lectura de la organización, entre los siete países más desarrollados de la OCDE, que son Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Francia, Alemania, Japón e Italia, hay un tercer avance mensual consecutivo que llevó al indicadora promedio a 99.7 puntos. Éste es el mismo nivel de los MEI que tenía el G-7 en diciembre del 2015.

Entre ellos, destaca Francia como el líder al haber alcanzado los 100.5 puntos en sus indicadores líderes; seguida por Alemania, con 100.2 puntos. Mientras que Estados Unidos se mantiene con signos de ganar tracción, según la OCDE, con un indicador del ciclo registrado en 99.3 puntos, con lo que completa un tercer mes consecutivo de avance.

No obstante, está a la cola de la dinámica del ciclo de negocios que tienen los demás integrantes del G-7.

China y Brasil se fortalecen

Según los datos del reporte, las economías emergentes en el mes alcanzaron una lectura común de momento de crecimiento , siendo liderada por el ciclo de Brasil.

Sin embargo, al extender la lectura hacia todos los indicadores de los BRIC, resulta que uno de ellos está debajo de la tendencia promedio de 100 puntos, se trata de China, la segunda economía del mundo.

China, que es la economía emergente más grande entre el grupo, registró un índice de 99.2 puntos que regresa al nivel que tenía en julio del 2016 y completa un sexto mes consecutivo en aceleración.

La metodología de los indicadores compuestos de la OCDE es base para la que utiliza el Inegi para integrar sus indicadores líderes, que al mes de marzo completaron 21 meses consecutivos por debajo de la tendencia.

[email protected]