El presidente de la Reserva Federal de Dallas, Robert Kaplan, reiteró su opinión de que las tasas de interés en Estados Unidos (EU) deberían estar “prácticamente en el rango apropiado” hasta finales de este año, pese a que destacó los riesgos por el coronavirus surgido en China a finales del 2019 y principios del 2020.

Al pronosticar un crecimiento del PIB para el 2020 en Estados Unidos de 2 a 2.25% impulsado por los consumidores, una caída del desempleo de 3.6 a 3.5% y una aceleración de la inflación hacia la meta de la Fed de 2%, Kaplan sonó bastante optimista en un ensayo publicado el martes en el que presentó sus puntos de vista.

“Por supuesto, esta perspectiva está empañada por el impacto del coronavirus que se originó en Wuhan, China”, dijo Kaplan.

Los economistas de la Reserva Federal de Dallas están analizando posibles escenarios de los efectos de la epidemia en el crecimiento global y de Estados Unidos, aseguró Kaplan, pero “todavía es demasiado pronto para predecir con confianza el impacto final” en la economía.

Kaplan también considera como un obstáculo potencial para la economía estadounidense los retrasos en la producción del avión de Boeing 737 Max, aunque indicó que el retorno a las labores tras una huelga de General Motors debería impulsar el crecimiento del primer semestre.

La Fed recortó las tasas el año pasado a un rango de entre 1.5 y 1.75% para ayudar a proteger a la mayor economía del mundo de los efectos de una desaceleración del crecimiento global y la incertidumbre en torno al comercio.

Ambos riesgos han disminuido este año, destacó Kaplan.