La economía mexicana registrará este año un crecimiento de 1%, “una tasa mediocre” respecto del desempeño regional, advierte la secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Alicia Bárcena.

Este pronóstico incorpora un cuarto recorte consecutivo desde diciembre cuando ellos mismos preveían una expansión de 2.3%; se encuentra debajo de 1.7% previsto por ellos mismos en abril, y resulta del retraso en la ejecución del presupuesto público y la tendencia de una baja inversión privada por la incertidumbre internacional.

En conferencia de prensa desde Santiago de Chile, en la sede del organismo, destacó que la economía mexicana se mantiene en desaceleración desde el segundo semestre del año pasado, y que se ha profundizado el deterioro por “una merma de la situación financiera de Pemex y factores coyunturales respecto a la relación comercial con Estados Unidos”.

La mexicana destacó que México “inició un proceso de profunda transformación del modelo económico” donde destacan los cambios más fuertes en los sectores energético, electricidad y petróleo .

Positivo viraje en sectores estratégicos

La funcionaria destacó que esta reestructuración del sector estratégico es un viraje positivo que permite al gobierno tomar la política energética en sus manos.

“El endeudamiento de Pemex es muy alto, verdaderamente alto, y viene desde el pasado. No se endeudó en esta administración. A ese nivel de deuda ninguna empresa puede producir”, advirtió.

Es un gobierno que inicia y se esfuerza en una estrategia distinta que tomará tiempo en arrojar resultados, advirtió.

Admitió que la decisión de cancelar la construcción del aeropuerto de Texcoco y desarrollarlo en Santa Lucía “ya fue aprobada ambientalmente” y va para adelante.

Considera que la nueva política económica de México coincide con las recomendaciones de la Cepal que por años había sugerido aplicar una política fiscal con sesgo procíclico.

Crédito caro, otro lastre

En este contexto de desaceleración y ante el anuncio de la Fed del primer recorte de tasas en 11 años, se abre un espacio favorable para que Banco de México ajuste también a la baja su rédito y con ello ayude a impulsar desde su trinchera a la actividad económica.

De acuerdo con la secretaria ejecutiva, el crédito en México es muy caro y es resultado de la histórica tasa de fondeo interbancario que se mantiene en 8.25%, una de las más altas de América Latina.

Por ello confía en que tras la decisión del Fed, el banco central favorezca un sesgo también procícliclo en su política y recorte la tasa.

Durante la actualización de expectativas para América Latina y el Caribe, la funcionaria destaca que México contribuye junto con Brasil, en una desaceleración generalizada de la región, que completa un quinto año consecutivo suavizando su desempeño.

Zona económica en centroamérica

La funcionaria destacó que la Cepal ha participado en el desarrollo de la estrategia para crear una zona económica entre México y los países de Centroamérica, lo que favorece de fondo a reducir los incentivos para migrar.

Matiza que la aportación de 100 millones de dólares de México para Honduras, Guatemala y el Salvador es con cargo a los recursos de la Iniciativa Mérida, y por tanto no tendrá un cargo a las finanzas públicas.

 

[email protected]