El secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, apuntó que la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) partirá de tres premisas: los tres países se han visto beneficiados, necesita modernizarse, y tiene que tener victorias para todos los participantes.

En el marco de la doceava Cumbre Financiera Mexicana, comentó que ningún negociador se sienta en la mesa sin el plan B, el peor escenario, "no nos ponemos de acuerdo, nos vamos a las reglas de OMC, donde hay tarifas máximas en el comercio internacional", de este modo explicó que sin el Nafta, el 40% de lo que les exportamos a Estados Unidos pagaría cero arancel, el otro 40% pagaría hasta 5%; y sólo algunos listados especiales serían muy afectados, como las camionetas pick up, que pagarían 25% de arancel.

Respecto a las declaraciones del secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, sobre un ojo por ojo en los aranceles, Guajardo expresó "yo creo que la responsabilidad de las relaciones comerciales recaen en el secretario de Economía" como broma ante los asistentes, para después indicar que "lo que impera en la renegociación es el marco Nafta, él dice, responderemos a cualquier reacción comercial, tiene razón, pero esa reacción tiene que ser inteligente, porque estamos hablando de insumos".

NOTICIA: Aranceles a los productos de EU es un "Plan B": Guajardo

Comentó que en febrero se inició el periodo de consultas para la renegociación y deberán quedar en mayo, en México; pero el problema es que en Estados Unidos el mecanismo de autorización del Congreso es más tardado.

"El horizonte de planeación responsable nos debería poder poner en nuestros legislativos un paquete para aprobación no más allá del primer cuatrimestre del 2018. Porque en el 2018 habrá una elección intermedia en el Capitolio y habrá una presidencial en México, lo peor que le podemos hacer los mercados es poner incertidumbre sobre incertidumbre, por lo tanto el tiempo es la esencia", dijo Guajardo.

NOTICIA: México es atractivo con o sin TLCAN

Agregó que al momento también se están abriendo y ampliando otros mercados, entre los que se encuentra Europa, y en marzo en "la reunión de Alianza Pacífico se invitará a los miembros del TPP que se quedaron colgados de la brocha, que vean en Alianza Pacífico una pista de aterrizaje alternativa, para dejar el mensaje de que el mundo en las Américas sigue abierta", concluyó.

abr