Admite el analista soberano de Moody’s, Jaime Reusche, que el cambio de perspectiva de negativo a estable está vinculado principalmente a las mejores previsiones que hay sobre negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Desde Nueva York, explica en conferencia que el cambio de perspectiva implica que en los próximos 12 a 18 meses no habrá cambios radicales en la política económica.

Dice que la previsión base es que el Congreso ni tenga mayoría de ningún partido y esto funcione como contrapeso a las decisiones de cualquier administración al frente.

Dice q de ninguna manera el cambio en la perspectiva de la nota mexicana implica un espaldarazo de Moody’s a ningún candidato.

Y sostuvo q la nota en la agencia sigue atada al escalón A3, por la corrupción, bajo nivel educativo y limitado respeto al estado de derecho.

erp