Admite Standard & Poor´s (S&P) que la nueva composición del Congreso mexicano, donde el partido gobernante, Morena tendrá mayoría, es un factor de incertidumbre para el mercado.

Ciertamente la nueva administración podría pasar cambios constitucionales con facilidad, consignó Joydeep Mukherji, director gerente de calificaciones soberanas en S&P. Sin embargo, confió a título personal que no sucederá porque tendrá un importante costo económico.

En conferencia de prensa desde Nueva York, explicó que la calificación de México se mantiene en el segundo escalón del grado de inversión, en “BBB+/perspectiva estable”, y que el escenario de un recorte en la nota se presentaría si las finanzas públicas se encuentran en la senda de un deterioro. Lo que por ahora no se puede anticipar.

Acompañado de otros dos analistas de la agencia: Roberto Sifón Arévalo, Director Gerente de análisis e investigación soberana mundial, y Sebastián Briozzo, Director Senior para América Latina y en finanzas públicas, admitió que también prevalece la incertidumbre sobre las políticas que aplicará en el sector energético y Pemex.

Nuevamente, consignó que no hay elementos aún, que permitan anticipar un escenario, pues en campaña, cuando candidato, postuló la revisión de contratos a empresas extranjeras otorgados en subastas, así como cambios en la política de precios de las gasolinas. Pero se trata de planteamientos vagos que aún no tienen un plan ni proyecciones, refirió.

Consignó que se mantendrán vigilantes de los cambios que lleguen a impulsar en el sector, el potencial del impacto de sus políticas.

erp