Ginebra.- Los países en vías de desarrollo recibieron más inversión extranjera directa (IED) que las naciones ricas por primera vez en la historia el año pasado, dijo el miércoles Naciones Unidas.

Los flujos netos en general de IED, principalmente las adquisiciones corporativas y expansiones internacionales, bajaron a 1.31 billones de dólares el año pasado desde 1.60 billones en el 2011, dijo James Zhan, responsable de la División de Inversiones y Empresas de UNCTAD, un centro de estudios económicos de la ONU.

Según las cifras preliminares de la UNCTAD, los países ricos explicaron 90% de la baja, atrayendo solo 549,000 millones de dólares del total en el 2012.

Estados Unidos siguió siendo el principal destino, con 147,000 millones de dólares, seguido por China, con 120,000 millones.

Aparte de que los países ricos atrajeron menos inversiones, muchas empresas vendieron proyectos grandes en Europa y América del Norte, revirtiendo los flujos de la IED.

Entre ellas estaban BP Plc, que vendió una participación en un yacimiento del Golfo de México por 5,600 millones de dólares, y ING Group, con desinversiones de 12,000 millones de dólares en Estados Unidos y Canadá.

Al mismo tiempo, las f irmas de naciones en desarrollo invirtieron 115,000 millones de dólares en fusiones y adquisiciones, 37% del total mundial, un récord. Tres cuartos de ese gasto provino de Asia.

A nivel global, el panorama de la IED en el 2013 y 2014 está nublado pero Zhan dijo que tenía un cauteloso optimismo, prediciendo un aumento a alrededor de 1.4 billones de dólares este año y a 1.6 billones de dólares en 2014.

Pero los riesgos abundan y los empresarios podrían cancelar proyectos millonarios debido al incierto crecimiento económico, la política fiscal y las regulaciones de inversión, dijo Zhan.

apr