La agencia de calificación crediticia Fitch rebajó este martes la nota de otros 18 bancos españoles, tras la degradación la víspera de las dos mayores entidades españolas, Santander y BBVA, y de la nota soberana de España la semana pasada.

Esta decisión, casi automática tras la degradación de la calificación del país en dos escalones el jueves a "BBB", tiene además en cuenta "las carteras de crédito de algunos bancos que podrían degradarse aún más", informó la agencia en un comunicado.

Esto se aplica en particular a los bancos cuyos créditos están muy expuestos al sector de la construcción", agregó.

Entre las entidades degradadas figura CaixaBank, tercer banco del país en términos de capitalización, que pierde dos escalones, a "BBB".

Banco Popular, cuarta entidad del país por capital, pierde un escalón, a "BBB-".

En cuanto a Bankia, cuyo rescate público por casi 23,500 millones de euros aceleró la crisis de la banca española, también fue degradada en un escalón, situándose en "BBB".

El lunes Fitch había anunciado la degradación en dos escalones de Santander y BBVA, a "BBB+", subrayando que es "excepcional que unos bancos tengan una nota superior" a la de su país de origen.

RENDIMIENTO DE BONOS, EN NIVELES PELIGROSAMENTE HISTÓRICOS

Los rendimientos de los bonos españoles a 10 años tocaron sus máximos en la historia de la zona euro este martes, acercándose al peligroso nivel de 7% y alimentando temores sobre si Madrid será capaz de seguir accediendo a los mercados de deuda tras un rescate a los bancos.

Los rendimientos de la deuda española a 10 años subieron 25 puntos base a un máximo histórico de 6.86%, superando techos vistos en noviembre del año pasado para alcanzar el mayor nivel desde que se lanzó el euro en 1997.

CONDICIONAN RESCATE A REFORMA BANCARIA

La ayuda a España estará supeditada a una reforma de su sistema bancario, declaró este martes en Berlín la canciller alemana, Angela Merkel, y aseguró que la situación española es distinta de la de Grecia, Portugal o Irlanda.

Naturalmente habrá condiciones para España, cuando venga la petición (de ayuda), es decir una reestructuración de su propio sistema bancario para darle un futuro viable", dijo la canciller ante el consejo económico de su partido, la conservadora Unión de Demócratas Cristianos (CDU).

"Pero estas condiciones son diferentes a las que se imponen cuando todo el programa macroeconómico de un país está sometido al plan de rescate", explicó.

BANCOS PAGARÁN INTERÉS POR RESCATE

El estatal Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) deberá cobrar a los bancos que opten por pedir ayuda estatal bajo el nuevo paquete europeo en forma de títulos convertibles al menos 8.5% de interés, confirmó el martes un portavoz del comisario europeo de Competencia, Joaquín Almunia.

La línea de crédito de hasta 100,000 millones de euros que España ha acordado con sus socios europeos se canalizará a través del FROB que, en principio podrá tomar parte en el capital de las entidades con inyección directa o prestar los fondos en forma de bonos contingentes convertibles en acciones (popularmente conocidos como CoCos).

RDS