La Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur) frenó el proyecto de instaurar una moneda y un banco central únicos al sacar conclusiones de la experiencia europea, dijo Rafael Follonier, representante de Argentina ante el bloque regional.

"Cuando empezamos la Unasur se pensaba en un banco central único y en una moneda única, pero las experiencias europeas hicieron que esta iniciativa se estacionara", afirmó Follonier en una entrevista radiofónica.

El argentino señaló que "en la Unión Europea la moneda única es un corset para que nadie pueda irse de allí".

"La moneda única es el último paso, primero hay que integrar las economías, achicar las asimetrías. Ahora en lo que se está pensando y ya se está llevando a la práctica es en pagar en monedas locales los intercambios intrarregionales", detalló.

Follonier, quien fue asesor del fallecido Exsecretario de la Unasur, Néstor Kirchner, destacó que se analiza la constitución de "un banco de fomento que ayude en empresas de infraestructura".

En ese sentido, comentpo que la Unasur "tiene un banco de 524 proyectos de integración física, de los cuales 25% está en ejecución o ya realizado". El Consejo de Planificación, Infraestructura e Integración Física de la Unasur tiene previsto reunirse la semana próxima en Bogotá.

El representante argentino destacó la relevancia de la Unasur como "instrumento estratégico de integración sudamericana, respetando las diferencias ideológicas y políticas".

No obstante, Follonier advirtió que aún falta la aprobación del tratado de la Unasur por parte del parlamento brasileño, "el único que falta de los 12 países sudamericanos" que integran el bloque.

apr