El secretario de Hacienda, Luis Videgaray Caso, consideró que el subsidio a las gasolinas es regresivo y no beneficia a los que menos tienen, y por ello tendría que revertirse, aunque reconoció que no sería razonable hacerlo de un día para otro.

Ante los miembros de las Comisiones Unidas de Hacienda y Crédito Público y Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados, dijo que seguirá el desliz mensual en el precio de las gasolinas, pues la cotización de estos combustibles no será estática y dependerá de su importación.

"Técnicamente no es un subsidio, pero económicamente sí es un subsidio; es un subsidio regresivo del que no se benefician los que menos tienen y que, además, genera daños al medio ambiente por un consumo excesivo de combustibles fósiles, particularmente de gasolina", argumentó.

En su comparecencia para explicar el paquete económico propuesto para 2013, el funcionario opinó que este subsidio tendría que revertirse, aunque no sería "de un día para otro" por su impacto en la inflación y en los bolsillos de las familias mexicanas.

Es por ello, dijo Videgaray Caso, que el precio de las gasolinas tiene que revisarse mes a mes, a través de ajustes graduales, y eso es algo que la Secretaría de Hacienda hará durante el año próximo en el uso de sus facultades.

ECONOMÍA PODRÍA SUPERAR META

Además el funcionario agregó que la economía mexicana podría crecer por encima del 3.5% previsto para 2013 pero para ello se requieren acuerdos sobre cambios estructurales para incrementar la productividad.

México puede crecer más de 3.5% para 2013, "siempre y cuando tengamos la voluntad y la capacidad de llegar a acuerdos para hacer cambios de fondo en la economía mexicana", dijo Videgaray.

El gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, que asumió el 1 de diciembre, ha anunciado que se propone enviar al Congreso un paquete de iniciativas para realizar esos cambios estructurales que incluyen una reforma tributaria y otra para modificar la actual estructura de la petrolera estatal Pemex.

"La economía mexicana hoy es distinguida en el resto del mundo como una economía con balances adecuados, que tiene una mayor solidez que otras economías en el mundo, pero esto no significa que no estemos exentos de los riesgos que tenemos en otras latitudes", manifestó.

La meta de un crecimiento de 3.5% en el Producto Interno Bruto mexicano está contenida en el proyecto de presupuesto entregada el viernes por Videgaray al Congreso y que contempla un gasto público de 304,843 millones de dólares.

La economía mexicana, la segunda más grande de América Latina, creció 4.1% en el segundo trimestre de 2012 en relación con el mismo periodo del año anterior y en 2011 se expandió 3.9 por ciento.

ALERTA A RIESGOS GLOBALES

Videgaray expuso que la economía mexicana tiene una perspectiva de crecimiento pero hay turbulencias y riesgos en el contexto internacional que, de materializarse, podrían representar una desaceleración para la actividad económica nacional.

Al comparecer ante las comisiones unidas de Hacienda y Crédito Público y Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados para explicar la propuesta de paquete económico 2013, dijo que estos riesgos provienen de los problemas de deuda en Europa y fiscales en Estados Unidos.

Ante este contexto de riesgos, el funcionario de la SHCP destacó que se presenta el paquete económico para 2013 que apuntala solidez de la economía y que reitera el compromiso del presidente Enrique Peña Nieto de hacer de la estabilidad macroeconómica un pilar del crecimiento.

RDS