Las pequeñas empresas estadounidenses deberán aumentar los salarios para atraer mano de obra ante la competencia de grandes empresas, y eso es “una cosa positiva para los trabajadores”, dijo este miércoles la secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen.

“De cierta forma es bueno ver aumentar los salarios y mejorar las condiciones de trabajo para las personas que laboran en los sectores de bajos salarios de la economía. Es algo que queremos lograr desde hace tiempo”, sostuvo en entrevista con la cadena MSNBC.

“Muchos trabajadores del sector servicios tienen salarios siempre bajos y condiciones de trabajo y beneficios sociales insuficientes”, indicó.

Yellen puso el ejemplo de los trabajadores que cuidan niños. “Buena parte de ellos deben recibir ayudas públicas porque ganan muy poco”, manifestó.

Ante dificultades para conseguir empleados, algunos grandes corporativos aumentaron los salarios en aquellas posiciones que se encontraban en los rangos de remuneración más bajos.

El salario mínimo legal en Estados Unidos es de 7.25 dólares la hora. El presidente Joe Biden quería llevarla a 15 dólares, pero tuvo que renunciar por una fuerte oposición en el Senado.

Mercado laboral

La creación de puestos de trabajo en Estados Unidos se desaceleró en septiembre, pero la contratación podría repuntar en los próximos meses a medida que se reducen las infecciones por Covid-19, se reanudan las actividades y las personas comienzan la búsqueda de empleo.

El Departamento de Trabajo reportó que en el país se crearon 194,000 nuevos puestos de trabajo en septiembre, una cifra muy por debajo de las 366,000 plazas creadas el mes previo.

El modesto aumento podría moderar las expectativas de una rápida recuperación económica. El mercado laboral y la economía siguen limitados por la escasez de trabajadores y materias primas causados por la pandemia.

El empleo es uno de los puntos que observa la Reserva Federal para tomar una decisión sobre cuándo comenzar a retirar los estímulos monetarios implementados para apuntalar la economía a raíz de la crisis sanitaria.