La agencia Standard and Poor's rebajó un escalón la calificación de BNP Paribas, de "AA-" a "A+", y puso en perspectiva negativa otras entidades como BPCE, Crédit Agricole, Société Générale y Crédit Mutuel. S&P explicó que tomó estas decisiones ante la degradación de la coyuntura económica en Francia.

Además de la nota de BNP Paribas, la agencia calificadora rebajó la nota de Cofidis, filial de crédito al consumo de Crédit Mutuel, de "A-" a "BBB+". También puso en perspectiva negativa a La Banque Postale, Allianz Banque, Crédit foncier et communal d'Alsace-Lorraine, Exane y Socram Banque.

La decisión significa que S&P podría rebajar la calificación de estos bancos a medio plazo.

La agencia considera que "los riesgos económicos a los que están sometidos los bancos franceses aumentó, lo que los expone más a los efectos de una recesión más pronunciada en la zona euro".

Según la calificadora, Francia no está en una fase de expansión económica, lo que debería traducirse en una estabilidad del volumen de préstamos y un crecimiento económico cercano a cero en 2013 y 2014.

La agencia prevé también una corrección moderada del mercado inmobiliario, con una caída de precios de entre 10 y 15% en los dos o tres próximos años.

Aunque el impacto de esa corrección en los bancos sería limitado, dado que sus criterios de concesión de créditos son relativamente conservadores, no dejaría de sentirse, anticipa Standard and Poor's.