Las 17 comunidades autónomas de España son el "mayor factor de riesgo" para el compromiso del país de reducir su déficit público de 8.9% del PIB en 2011 a 6.3% este año, advirtió la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (FEDEA) en un informe publicado este martes.

"En el supuesto de que las comunidades autónomas cumplieran todas las medidas anunciadas en sus Planes Económicos y Financieros (PEF), su déficit se situaría en el 2.2% del PIB, lo que supondría una desviación del 0.7% del PIB" respecto al objetivo de 1.5% del PIB fijado por el gobierno central para las regiones, advirtió.

Aún más grave, "si las comunidades autónomas no cumplen las medidas anunciadas y mantienen la tendencia de gasto del primer trimestre, su déficit se desviaría al 4% del PIB, a decir el 2.5% por encima del valor esperado", agregó.

Responsables de importantes servicios públicos como la salud o la educación, algunas regiones, encabezadas por Cataluña (noreste) y Andalucía (sur), se rebelaron hace semanas contra los recortes impuestos por el ejecutivo central.

La FEDEA reconoce que "el año 2012 es un ejercicio muy complicado para las comunidades autónomas, que tienen que alcanzar un déficit del 1.5% del PIB cuando el año 2011 terminaron con un déficit del 3.34%", siendo responsables del 70% del desvío presupuestario del país.

"Hay indicios que introducen serias dudas sobre el grado de cumplimiento de los PEF" por parte de los gobiernos autónomos, considera, insistiendo en que las regiones "representan hoy por hoy la principal amenaza para que se incumpla el compromiso adoptado con la UE de acabar el ejercicio con un déficit (...) del 6.3 por ciento".

Un compromiso vigilado muy de cerca después de que la eurozona prometiese a España una ayuda de hasta 100,000 millones de euros para sanear sus bancos, y antes de un posible rescate global de su economía, que podría llegar bajo la forma de una intervención masiva del BCE a cambio de estrictas condiciones para el país.

RDS