En las 10 entidades federativas que concentraron la mayor Inversión Extranjera Directa (IED) que ingresó al país en el 2011, sólo 35 de cada 100 dólares en promedio fueron nuevas inyecciones de capital, según según cifras de la Secretaría de Economía.

Se trata del DF, Nuevo León, Chihuahua, Estado de México, Baja California, Jalisco, Querétaro, Tamaulipas, Puebla y Durango. En conjunto recibieron 93.4% de los 19,440 millones de dólares que registró México por IED el año pasado. El resto se dividió en dos rubros: reinversión de utilidades (21%) y cuentas entre empresas de sociedades establecidas (44 por ciento).

De acuerdo con la Comisión Nacional de Inversiones Extranjeras, el primer rubro es la parte de las ganancias que no se distribuye como dividendos y que, por representar un aumento de los recursos de capital propiedad del inversionista extranjero, se considera IED.

La cuenta entre empresas son las transacciones originadas por deudas entre firmas asociadas. Incluye tanto préstamos de las matrices residentes en el exterior a sus filiales en México, como préstamos o adelantos de pagos de las filiales a sus matrices.

AL DETALLE

Nuevo León se quedó al fondo de la tabla. De la IED que captó, sólo 2.9% fueron nuevas inversiones. Le siguieron Tamaulipas, con 3.1%; Chihuahua, con 4.2%; Puebla, con 10.7%; y Estado de México, con 11.2 por ciento.

Jalisco, que concentró 2.7% de la inversión foránea internacional, se posicionó en la cima del listado. Las inyecciones de capital nuevo fueron superiores a la IED registrada, sin embargo, fue menor en 25.3% a la del 2010. Eso sin contar que en el renglón de reinversiones se vio una salida marginal de capitales, cercana a dos millones de dólares.

De acuerdo con un análisis presentado por la Coparmex en el 2011, las empresas se están llevando parte de sus utilidades a otras naciones, lo que quiere decir -según el presidente del organismo, Óscar Benavides- que no estamos dándoles todavía todas las alternativas de confiabilidad a las empresas extranjeras que se encuentran en Jalisco para que permanezcan aquí .

El rubro de inversión nueva arrojó una contracción anual en 14 estados durante el 2011, entre ellos: Nuevo León (99.5%), Chihuahua (95.8%), San Luis Potosí (95.3%), Tlaxcala (94.7%) y Zacatecas (92.1 por ciento).

El secretario de Desarrollo Económico de Nuevo León, Jorge Arrambide Garza, afirmó que el modelo de subasta mediante el cual se realiza la distribución del capital extranjero que llega a México ha generado un desequilibrio en el crecimiento de los estados, al beneficiar a los más ricos y rezagar a los más pobres.

Ante ello, pidió a la Secretaría de Economía evitar que se continúe subastando entre los estados los proyectos de inversión extranjera, ya que en los últimos años se ha desatado una competencia desleal entre las entidades, que a la larga -dijo- también afectará a las propias empresas.

CIUDAD DE MÉXICO, LA MÁS ATRACTIVA

De las 10 entidades que concentraron la mayor IED, el DF agrupó 70% del total, es decir, 13,566 millones de dólares. De dicho monto, 44.2% fueron nuevas inversiones, 47.9% reinversiones y 8% cuentas entre compañías.

Por nación de origen, 52% provino de EU, 17% de España, 9.7% de los Países Bajos y 8.7% de Suiza.

Por sectores, las industrias manufactureras aportaron 34%, servicios financieros y de seguros 25.6%, construcción 7.3%, comercio al por mayor 6.8% y minería 4.4%, entre otros.

De acuerdo con cifras de la Secretaría de Economía, la IED que ingresó a México se contrajo 3,8% en el 2011. Fueron 16 entidades las que contabilizaron un descenso, entre ellas Hidalgo, Zacatecas, Campeche, Nuevo León, Chiapas, Jalisco, Tlaxcala, Aguascalientes, Coahuila, Durango y Puebla. En todos los casos con una baja superior a 50 por ciento.

[email protected]nomista.mx