De cada 10 pesos que los municipios tienen contratados como deuda, nueve no tienen un aval de pago, según cifras de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Las obligaciones financieras de los ayuntamientos del país, sin considerar organismos, ascendió a 44,859 millones de pesos en el segundo trimestre del 2012. De dicho mont, 40,282 millones no están garantizados.

Las obligaciones financieras de las alcaldías en 15 de los 31 estados de la República no cuentan con aval. Se trata de los ayuntamientos de los estados de Veracruz, Tlaxcala, San Luis Potosí, Querétaro, Puebla, Nuevo León, Guerrero, Chihuahua, Chiapas, Colima, Campeche, Baja California, Aguascalientes, Oaxaca y Estado de México.

En conjunto, sus pasivos ascendieron a 23,245 millones de pesos en el segundo trimestre del 2012, es decir, 52% del saldo total.

Además de los municipios de los 15 estados mencionados, los de siete entidades más están por debajo del promedio (10%): Durango, con apenas 0.3%; Yucatán, con 0.7%; Jalisco, con 1.1%; Sinaloa, con 1.2%; Michoacán, con 1.7%; Sonora, con 2.2%, y Baja California, con 4.9 por ciento.

En contraste, sólo los ayuntamientos de dos estados tienen un aval del 100%: Hidalgo y Tabasco.

En opinión de José Luis de la Cruz, director del Centro de Investigación en Economía y Negocios del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey, esa situación no sólo representa un riesgo para las finanzas públicas subnacionales, sino que también implica la contratación de créditos en términos más costosos, es decir, con tasas más altas y plazos no favorables.

MÁS VELOCES QUE LOS ESTADOS

En lo que va de la actual administración federal, la deuda de los municipios y sus organismos en México creció 177% en términos reales, es decir, el doble de la observada en las administraciones estatales (93%), según cifras de la SHCP.

Los pasivos municipales y de sus organismos pasaron de 14,622 millones de pesos en diciembre del 2006 a 50,889 millones en junio de este año, esto es un aumento real de 177 por ciento. En tanto que, en los estados avanzaron de 145,471 a 353,521 millones, con un incremento de 93 por ciento.

La participación de la deuda en los ayuntamientos también aumentó como proporción de los empréstitos netos. En el 2006 representó 9.13%, mientras que hasta junio, 12.6 por ciento.

SIN RIESGOS

A pesar de ese panorama, la perspectiva del endeudamiento estatal y municipal permanece relativamente estable , aseguró el senior credit officer para Moody’s, Alejandro Olivo, quien afirmó que no existen indicios de un deterioro financiero en el sistema general .

__

Haz clic en la imagen para ampliarla

fernando.franco@eleconomista.mx