El gasto del consumidor estadounidense avanzó a un ritmo sólido en noviembre ya que la baja de los precios de la gasolina dio un impulso a la temporada navideña, ofreciendo una nueva señal de fortaleza subyacente en la economía.

El Departamento de Comercio informó este jueves que las ventas minoristas sin contar autos, gasolina, materiales de construcción y servicios alimentarios se incrementaron 0.6% el mes pasado tras un avance sin revisar de 0.5% en octubre.

Los economistas encuestados por Reuters habían previsto un aumento de 0.4% en las llamadas ventas subyacentes el mes pasado.

erp