El número de estadounidenses que solicitó una primera semana del beneficio de desempleo creció al nivel más alto desde principios de septiembre, pero la tendencia subyacente siguió apuntando a un fortalecido mercado laboral.

Las solicitudes iniciales del seguro estatal de desempleo subieron en 19,000 a una cifra desestacionalizada de 316,000 para la semana terminada el 10 de enero, informó este jueves el Departamento de Trabajo.

Economistas consultados por Reuters esperaban una baja a 291,000 solicitudes la semana pasada. El dato de la semana previa fue revisado para mostrar 3,000 solicitudes más a las reportadas preliminarmente.

erp