El número de estadounidenses que pidieron nuevos seguros por desocupación creció más de lo esperado la semana pasada pero la tendencia subyacente sugería que el mercado laboral continuó mejorando.

Las solicitudes iniciales de los beneficios estatales por desempleo se elevaron en 19,000 a un total desestacionalizado de 348,000, dijo el jueves el Departamento de Trabajo.

Las peticiones para la semana anterior fueron revisadas para mostrar 3,000 solicitudes más que lo reportado previamente.

Los economistas encuestados por Reuters proyectaban que las solicitudes iniciales totalizarían 330,000 en la semana terminada el 25 de enero.

mac