El número de personas que pidió ayudas estatales por desempleo en Estados Unidos se situó en 870,000 la semana pasada, según dijo el Departamento de Comercio de Estados Unidos.

La cifra de la semana previa se había situado en 866,000 tras una revisión del dato que elevó la cifra desde la estimación inicial de 860,000.

El número de solicitudes ingresadas en la semana que culminó el 19 de septiembre se ubica en 4,000 por encima de la cifra revisada de la semana previa.

Los economistas consultados por Reuters esperaban que las peticiones se situaran en 840,000.

La media móvil de nuevas solicitudes de las cuatro últimas semanas, que se considera una indicación más fiable de las tendencias en el mercado laboral ya que reduce los picos de volatilidad, se situó en 878,250, por debajo de las 913,500 anteriores.

El dato desafía las expectativas de un descenso en la ola de despidos provocada por la pandemia de Covid-19 y revela que la mayor economía del mundo sigue lidiando con la recuperación tras el cierre de la actividad en marzo para contener al coronavirus.