Para que México pueda tener un sistema de pensiones más sostenible y con mejores beneficios para los retirados, es necesario que mejore la estructura de su mercado laboral para que más personas puedan cotizar y aportar al sistema de seguridad social, sugirió Monika Queisser, directora de división en política social de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

En entrevista expuso que incluso, antes de considerar incrementar la edad de retiro de 65 años, ante el crecimiento demográfico de personas de la tercera edad y de la esperanza de vida, México debe resolver el hecho de que 60% de la población trabajadora se encuentre en la informalidad.

“En muchos países de Latinoamérica, la mayoría de los trabajadores están excluidos de los sistemas de pensiones porque trabajan en el sector de la informalidad y en México tenemos ese grande problema porque el sector informal es muy grande y no está disminuyendo”, explicó a El Economista.

Mencionó que México, al igual que otras economías de la región, debe hacer reformas en las que puedan incluir a más población en la formalidad y cambiar diversos aspectos en el sistema de pensiones que ayuden a reforzar los cambios que se hicieron a principios de los años 90.

Por ejemplo, refiere que en México existen pocos afiliados al sistema de pensiones, y los pocos que hay muchas veces tienen que migrar a la informalidad, por lo que su densidad de cotización es poca para lograr un retiro digno.

“Hay gente que trabaja unos meses en la formalidad y se sale a buscar mejores ingresos en la informalidad. En las mujeres se observa más deserción, pues cotizan unos años, tienen hijos y muchas veces ya no vuelven al mercado laboral; entonces, hay que buscar una solución para que crezca el número de afiliados y que permanezcan en la formalidad”, explicó.

APORTACIONES BAJAS

Otra cuestión que se debe reforzar en el sistema de cuentas individuales es aumentar las aportaciones que se realizan para el ahorro del retiro; México es el país que registra las aportaciones más bajas de la OCDE con 6.5%, destacó Queisser.

Expuso que “se deben crear políticas públicas para que las personas tengan la facilidad de aportar desde que son jóvenes. Un peso que cotizas a los 25 años va a ser mayor a los 65 años, entonces es importante que se cotice desde joven”.

Detalló que el debate del incremento de las aportaciones no debe centrarse en quién debe contribuir más, si el trabajador, el patrón o el gobierno, sino que debe aspirarse a lograr por lo menos aportaciones de 11 por ciento.

INFONAVIT, COMPLEMENTO PARA LA PENSIÓN

La experta en seguridad social de la OCDE comentó estar de acuerdo en que los trabajadores puedan complementar el ahorro del retiro con la subcuenta de vivienda, que es el dinero que se le aporta al trabajador y que es administrada por el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit).

Aclaró que la idea anterior es buena, pero deben realizarse regulaciones para que el dinero del Infonavit no se pueda sacar antes de la edad de retiro, pues actualmente lo pueden retirar, con lo que en el futuro este ahorro será insuficiente para complementarlo y lograr una pensión digna.

“Esto debe complementarse con una buena política de vivienda que sea inclusiva y justa para ver quiénes son las personas que podrían aprovechar esta política”, acotó.

SISTEMA ÚNICO DE PENSIONES

Refirió que en caso de que en México se logren hacer cambios, se debe aspirar a lograr un sistema de pensiones más homogéneo en el que tanto pensionados del sector público como el privado tengan los mismos beneficios.

“Se necesita una armonización de las políticas en pensiones, es decir, que no haya pensiones diferentes. La OCDE dice que debe existir un solo sistema, donde se tengan las mismas reglas tanto para el sector público como el privado”, acotó.

Concluyó que si un país espera resolver todos sus problemas de desigualdad debe evaluar qué tan agotado está su sistema de seguridad social y cómo puede mejorarlo a través de una integración con el mercado laboral y el sistema fiscal.

[email protected]