La Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) dejó ayer las tasas de interés estables cerca de cero, y renovó su compromiso de mantenerlas bajas por un periodo prolongado , aunque mostró un tono más optimista sobre la recuperación de la economía y el empleo.

En el comunicado de política monetaria, repitió una frase observada de cerca por los mercados, de que las tasas de interés probablemente permanezcan excepcionalmente bajas por un periodo prolongado debido a la baja inflación y el alto desempleo.

La inflación probablemente se mantenga contenida por cierto tiempo , informó la Fed.

Al concluir un encuentro de dos días que se llevó a cabo bajo el telón de una creciente turbulencia financiera en Europa, el banco central estadounidense dijo que el gasto del consumidor y de las empresas ganan fuerza.

La actividad económica ha continuado fortaleciéndose y (...) el mercado laboral comienza a mejorar , dijo el banco central.

Sin embargo, la Fed indicó que se mantenía la renuencia de los empleadores para contratar nuevos trabajadores.

El presidente del Banco de la Reserva Federal de Kansas City, Thomas Hoenig, disintió por tercera vez, ya que se opuso al compromiso de mantener las tasas ultrabajas, argumentando que eso podría generar futuros desequilibrios.

La economía de Estados Unidos se ha estado expandiendo desde el pasado verano boreal con mayor rapidez de la esperada, saliendo gradualmente de su recesión más profunda desde la Gran Depresión.

El Producto Interno Bruto subió a un ritmo anual de 5.6% en el cuarto trimestre y se pronostica que muestre un avance de 3.4% en los primeros tres meses de este año.

El empleo no ha logrado avanzar con intensidad, con una tasa de desempleo de 9.7% , los funcionarios de la Fed se muestran inquietos por la sustentabilidad de la recuperación económica.

valores@eleconomista.com.mx