Luego de que los ministros de la zona euro no lograron ponerse de acuerdo sobre cómo involucrar a los inversionistas privados en un nuevo rescate de Grecia, se registró una caída generalizada en los mercados, mientras en Atenas miles de personas se manifestaban contra el plan de austeridad.

En el último minuto, los ministros decidieron postergar su decisión para el domingo próximo, pero el tiempo límite para una solución podría retrasarse hasta el 11 de julio.

El caos del miércoles desató una venta generalizada en los mercados mundiales, al temer los inversionistas que una moratoria griega perjudique a los bancos en otros países, en una reacción en cadena que, según los expertos, sería catastrófica.

Alemania aboga porque los acreedores privados -bancos, aseguradoras, fondos de pensiones e inversiones- acepten una moratoria de siete años sobre los vencimientos de la deuda griega, como parte de un paquete global en el que el FMI y la eurozona volverían a prestar dinero. El Banco Central Europeo, la Comisión Europea y países como Francia, Bélgica o España sostienen que toda participación del sector privado debe ser voluntaria para no poner en peligro a la zona euro.

STANDARD AND POOR’S

BAJA NOTA A BANCOS

La agencia de calificaciones Standard and Poor’s (S&P) rebajó en tres peldaños la nota de cuatro bancos griegos a CCC , la misma nota atribuida esta semana a la deuda a largo plazo de Grecia, la peor del mundo.

El gobierno apeló al consenso sobre las leyes que condicionan una ayuda adicional de la UE y el FMI de otros 12,000 millones de euros para el mes próximo y que Atenas necesita para pagar los vencimientos de deuda ya que, en caso contrario, incurriría en impagos. Estamos librando la batalla para servir al bien común , mencionó el portavoz del gobierno, Giorgos Petalotis.

PIDE VOTO DE CONFIANZA

NUEVO GOBIERNO

Por la noche, el primer ministro de Grecia, Giorgos Papandreou, anunció que hoy jueves formará un nuevo gobierno y pedirá un voto de confianza al Parlamento, tras las manifestaciones contra el plan de austeridad.

Los planes fueron anunciados por Papandreou en un discurso a la nación transmitido el miércoles por la noche por la televisión estatal, con el cual concluyó un día de intensa especulación política referente a que podría considerar un acuerdo de poder compartido.

Papandreou lamentó que el principal opositor, el Partido de la Democracia, haya rehusado a sumarse -en términos de responsabilidad política y nacional- a los esfuerzos, pese a la inestabilidad del país originada por la deuda pública. El Primer Ministro advirtió que se debe actuar con determinación en la crisis.