El primer ministro japonés, Shinzo Abe, exhortó este miércoles a los empleadores de este país a elevar los salarios, en un nuevo esfuerzo por romper dos décadas de deflación.

El llamado fue hecho en el inicio de las negociaciones salariales anuales entre Keidanren (Federación de Negocios de Japón) y Rengo (Confederación de Sindicatos de Japón), informó un despacho de la agencia Kyodo.

El proceso que inició este miércoles se asienta en el documento suscrito por las tres partes el pasado diciembre, en el cual se pactó la cooperación para que las ganancias de las corporaciones se reflejen en mejores salarios.

El secretario del gabinete de gobierno, Yoshihide Suga, explicó que un alza salarial cerraría el círculo virtuoso de la economía, pues el crecimiento de las ganancias corporativas ampliaría las inversiones productivas, elevaría sueldos y crearía trabajos.

También se pronunció por mejorar los sueldos y compensaciones asociadas más que los estímulos o bonos de una sola vez.

Por su parte el jefe de Keidanren, Hiromasa Yonekura, dijo que sí existe la oportunidad de superar la deflación y que la economía japonesa tenga un crecimiento sustentable.

En las negociaciones Rengo presentó su primera solicitud de aumento salarial en los pasados cinco años, ante evidencias de que la economía japonesa está mejorando.

A su vez el reporte anual de Keidanren reconoció por vez primera en seis años, la necesidad de incrementar los salarios base, aunque las empresas temen que mejorar los sueldos eleve sus costos.

mac