La peor sequía en Estados Unidos en más de medio siglo, que comenzó a azotar a las regiones productoras en julio, recortó la producción de maíz y soya más de lo previsto, reduciendo fuertemente las existencias domésticas, mostró el reporte del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por su sigla en inglés).

En la perspectiva sobre la condición de las cosechas, basado en pruebas de rendimientos en grandes establecimientos agrícolas, mostró que la cosecha de maíz caería 13% con respecto al año pasado.

Con una producción de apenas 10,800 millones de bushel, el rendimiento sería el menor desde 1995 y se trataría de la tercera cosecha decepcionante consecutiva de EU, el principal exportador agrícola.

La perspectiva intensificó los temores de que una crisis en el precio de los alimentos similar a la del 2008 se está gestando. Según la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por su sigla en inglés), los precios mundiales de los alimentos subieron 6% en julio.

La organización de caridad Oxfam advirtió de un alza de precios en adelante con devastadoras consecuencias para aquellos que ya enfrentan problemas para obtener suficiente alimento . Oxfam instó a tomar medidas como una exención a la ley estadounidense que requiere el uso de maíz para producir el combustible etanol, con el fin de recortar los altos precios.

No obstante, los suministros de trigo y arroz son buenos aunque no elevados , dijo el consultor privado John Schnittker. La charla sobre una crisis mundial de alimentos parece excesivamente apocalíptica por ahora , agregó.

Los precios de los granos operan cerca de niveles récord, las cifras podrían sumar algo de urgencia al renovado debate sobre los alimentos y el combustible centrado en la legislación estadounidense sobre el etanol. Cerca de 40% de las cosechas se utilizará en la fabricación de combustible para vehículos y camiones.

Pero incluso con un profundo recorte en los pronósticos del gobierno en las exportaciones y el uso de etanol, las existencias de maíz estadounidenses se reducirán a 650 millones de bushel a fines del próximo verano, el equivalente a un suministro para tres semanas y el margen más estrecho en dos décadas.

Los inventarios de soya, un componente clave de los alimentos para animales en varias partes del mundo, alcanzarían su menor nivel en nueve años, luego de que el USDA indicó que sólo 2,690 millones de bushel serían recolectados este otoño boreal, 4% menos de lo que habían proyectado los operadores. Las existencias caerán a 115 millones de bushel, el segundo nivel más bajo desde 1973.

PRECIOS, REACCIÓN LIMITADA

Los precios del maíz subieron brevemente a niveles récord tras el pronóstico, pero luego retrocedieron cuando operadores evaluaron señales de que los crecientes costos estaban ayudando a reducir la demanda.

Los precios de la soya mantuvieron sus ganancias de casi 2%, aunque algunos operadores dijeron que los pronósticos de la agencia aún eran demasiado pesimistas dado que las lluvias tardías ofrecen esperanzas para las plantaciones de soya.

El bushel de maíz para entrega en diciembre se cotizaba al cierre del viernes a 8.0925 dólares, contra 8.0750 dólares al cierre de la semana pasada.

El bushel de trigo con la misma fecha de entrega se cotizaba a 9.0125 dólares, contra 9.0375 dólares una semana atrás.

El contrato de soya con entrega en noviembre se intercambiaba a 16.4375 dólares, contra 16.2875 la semana anterior.

G-20 llama a reunión de emergencia

Según un reporte del Financial Times, los funcionarios de la ONU y el G-20 tendrán una conferencia telefónica a finales de agosto, con el fin de llevar a cabo una reunión entre septiembre y octubre para tratar de coordinar una respuesta ante los crecientes precios de los alimentos.

La reunión sería la primera edición del Foro de Respuesta Rápida, espacio creado para promover la discusión entre los funcionarios sobre las de condiciones del mercado.

Funcionarios del G-20 enfatizaron que la reunión no es señal de pánico; al contrario, comentaron que, están a tiempo de cambiar el tipo de políticas, incluyendo exportaciones, restricciones y el acaparamiento que en el 2007 ocasionó una escasez de productos básicos agrícolas.

__