Nueva York.- La justicia estadounidense dará a conocer el miércoles la sentencia contra Rajat Gupta, un ex administrador de Goldman Sachs, hallado culpable en junio pasado por uso ilegal de información empresarial confidencial.

Considerado un pez gordo de Wall Street, Gupta, un indio nacionalizado estadounidense de 63 años, fue acusado de haber transmitido informaciones confidenciales a su amigo y socio de negocios Raj Rajaratnam, un millonario de origen srilanqués, que le permitió hacer ventajosos negocios bursátiles.

Gupta enfrenta una pena de ocho a diez años de prisión y pidió al juez Jed Rakoff ser enviado a Ruanda para efectuar trabajo humanitario en vez de cumplir su sentencia en una cárcel estadounidense, según una carta enviada por su abogado al magistrado.

El letrado Gary Naftalis hace referencia en ese pedido al compromiso de larga data del exadministrador de Goldman Sachs en actividades caritativas, particularmente en la lucha contra la malaria, el sida y otras enfermedades que afectan a países pobres.

Raj Rajaratnam, dueño fundador del fondo de inversiones Galleon, fue condenado en octubre de 2011 a 11 años de prisión, la pena más dura impuesta en Estados Unidos a alguien por el tipo de delito de uso ilegal de información empresarial privilegiada.

Según la SEC (Comisión de Operaciones Bursátiles estadounidense, que fiscaliza la bolsa), Gupta brindó al dueño del fondo Galleon informaciones sobre la inversión de 5,000 millones de dólares que el multimillonario Warren Buffett se aprestaba a hacer en Goldman Sachs en 2008.

También le reprocha haber informado a Rajaratnam sobre las ganancias trimestrales de Goldman Sachs y la multinacional de bienes de consumo Procter & Gamble (P&G), de la cual también era administrador.

klm