En la sesión ordinaria de la Cámara de Diputados de este jueves, la legisladora del PRI, Soraya Pérez Munguía, presentó una iniciativa por la que se crea un Consejo Hacendario de la Federación, el cual tendría entre sus atribuciones analizar el impacto en las finanzas públicas de las iniciativas de ley que se presenten en la Cámara Baja, además de analizar y aprobar los anteproyectos de Ley de Ingresos y Presupuesto de Egresos de la Federación.

La legisladora que presentó ante el pleno de la Cámara la iniciativa afirmó que los países que han implementado un consejo de este tipo tienen mejores resultados al aplicar los recursos económicos de la nación.

“Debo señalar que diversos estudios internacionales siguen revelando que las naciones que no cuentan con estos controles tienen un fuerte sesgo hacia incrementar desmedidamente el gasto, pero el gasto hacia partidas presupuestales que no generan crecimiento económico y que normalmente son para programas clientelares.

“Pero en caso contrario, los 47 países, entre ellos España, Reino Unido, Portugal, Francia, pero también dentro del continente americano, como Perú, Colombia y Chile, que tienen este tipo de consejos fiscales, mejoraron considerablemente su perfil de deuda y el equilibrio presupuestal”, afirmó.

De acuerdo con el texto de la iniciativa, el Consejo Hacendario estará adscrito a la Cámara de Diputados, aunque tendrá autonomía técnica y de gestión.

“El consejo tiene como objetivos fortalecer, asesorar y monitorear las responsabilidades y capacidades técnicas del Poder Ejecutivo federal, así como del Poder Legislativo federal, por conducto de la Cámara de Diputados, contribuyendo como órgano consultivo al equilibrio presupuestal y fiscal, de las finanzas y de la hacienda pública de la Federación”, se precisa en el artículo 2 de la ley por la que se crea el Consejo Hacendario.

En concordancia con el proyecto de ley, el nuevo órgano que se pretende crear tendrá 31 funciones y atribuciones entre las que destacan verificar que se cumpla a cabalidad el Plan Nacional de Desarrollo conforme al gasto estipulado en el Presupuesto de Egresos.

Además de “evaluar el cumplimiento de los objetivos de política fiscal y económica del gobierno y en su caso, proveer las alertas sobre desviaciones en el cumplimiento de los planes; evaluar, supervisar y aprobar el anteproyecto de presupuesto anual y el programa de trabajo correspondiente, a más tardar al 30 de junio de cada año”.

Otras de las atribuciones que destacan en la iniciativa es que el consejo evaluará “de manera sistémica la sostenibilidad fiscal: ingreso, gasto y deuda” y llevará “a cabo el monitoreo de la regla fiscal vigente emitiendo reportes con análisis y evaluaciones sobre el comportamiento y su manejo por parte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público”.

Sobre su conformación, la iniciativa de la legisladora priista propone que el consejo esté integrado por cinco consejeros que estarán por cuatro años. Entre ellos se elegirá a un presidente que durará el mismo tiempo de su encargo.

“Los cinco consejeros serán ciudadanos expertos en las materias hacendaria, fiscal, presupuestal, económica o de finanzas públicas”, se precisa en el artículo 15 de la iniciativa.

Para ser electo consejero se deberá tener reconocimiento amplio como experto en temas hacendarios y fiscales, además de no haber ostentado un cargo público tres años antes de su elección o en algún partido político.

Así como “haber ocupado, por lo menos durante seis años, cargos de alto nivel en el sistema hacendario mexicano, en las dependencias, organismos o instituciones públicas que ejerzan funciones de autoridad en las materias”.

Los consejeros podrán ser reelectos por cuatro años más.