Sin escapar de un fuerte debate, el Senado aprobó ayer el aumento de las cuotas de México al Fondo Monetario Internacional (FMI) y al Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Los senadores aprobaron por 71 votos en favor, 10 en contra y una abstención la solicitud que hizo el presidente Felipe Calderón para modificar un convenio firmado con el FMI y aumentar de 1.52 a 1.87% su poder de participación ante el organismo financiero internacional.

El aumento de las cuotas de México al FMI en 145%, sería para pasar de 3,652.7 millones de Derechos Especial de Giro (DEG), activo de reserva del FMI, a 8,912.7 millones de DEG, equivalente a 14,097.7 millones de dólares.

En tribuna, los senadores perredistas Pablo Gómez, Yeidckol Polevnsky y Francisco Alcibíades (Movimiento Ciudadano) criticaron la medida.

Creo en la cooperación internacional, pero sobre la base de que los ricos tienen que entrarle con la parte inmensamente mayor, dijo Gómez Álvarez.

La senadora Rosario Green (PRI) dijo: creo que se trata de un verdadero empoderamiento de los países emergentes frente a las economías de los países ricos que en el pasado siempre nos impusieron sus verdades .

El presidente de la Comisión de Hacienda, José Isabel Trejo (PAN), dijo que México tiene que continuar siendo líder en este proceso, esta obligación y responsabilidad se incrementa al tener nuestro país la presidencia del G-20 este año .