La Comisión de Hacienda en el Senado de la República consideró que la figura de testigo protegido puede ser empleada para el combate a la evasión fiscal.

Entrevistado por El Economista, el presidente de la Comisión de Hacienda del Senado de la República, Alejandro Armenta, corroboró que se está analizando la figura de testigo protegido como lo anunció el procurador fiscal de la federación, Carlos Romero Aranda, dentro del proyecto propuesto por el legislador para combatir la evasión fiscal de empresas fantasma.

Al concluir el conversatorio México, Integración Económica Mundial y Política Comercial del Gobierno de la 4T y su Impacto en la Hacienda Pública, Armenta comentó a este medio que estas figuras, como la de testigo protegido, son utilizadas para el combate a la corrupción, pero deben ser empleadas con respeto a las garantías de los ciudadanos.

“El tema es cómo combatimos correctamente la corrupción y la evasión fiscal, y cómo logramos la recuperación de un ingreso que nos permita realmente responder a otras necesidades que el país está enfrentando, por eso la necesidad de esta iniciativa que estamos presentando, que toca la figura de testigo protegido”, dijo.

Explicó que hasta el momento el proyecto aprobado en la comisión que preside y la Comisión de Justicia está pendiente de su debate en la Comisión de Estudios Legislativos, Primera, y prevé que a más tardar en la tercera semana de septiembre se suba al pleno para su discusión y se apruebe antes de discutir el presupuesto de egresos 2020.

“Esta iniciativa busca cerrarle el paso a un saqueo, a un huachicoleo presupuestal y fiscal que ha tenido el país en los últimos 10 años, de más de 2.4 billones de pesos, que pone en riesgo la estabilidad y desarrollo de la nación”, afirmó.

De acuerdo con la iniciativa, se propone incluir la defraudación fiscal y equiparada al catálogo de delitos cometidos por la delincuencia organizada. Para ello, se propone adicionar en el artículo 5 de la Ley de Seguridad Nacional los delitos fiscales y el daño o perjuicio al fisco federal, toda vez que afectan las finanzas públicas del país y ponen en peligro su estabilidad o permanencia.