El incremento en el número de secuestros, extorsiones y continuas balaceras que se presentan en el país han obligado a las compañías de seguros a revisar su portafolio de productos para pólizas de automóvil, acorde con esta nueva realidad.

Mapfre ofrece una póliza que cubre el costo total del vehículo por daños o pérdidas totales a causa de ese tipo de ilícitos, coberturas que otras empresas líderes en el sector, como GNP, Qualitas y AXA no ofrecen en su totalidad.

La compañía española lanzó al mercado un nuevo seguro para autos que contempla cubrir y respaldar a todos sus clientes que sean víctimas de la delincuencia en el país sin necesidad de presentar la factura original del auto, la cual es una práctica común.

En casos de extorsión o secuestro, en muchas ocasiones a los familiares les piden como pago de algún rescate sus automóviles junto con la factura, Mapfre ya no solicita el documento para realizar el pago, sólo requiere de una copia , explicó Miguel Ángel Coello, director ejecutivo de Automóviles de Mapfre.

Los niveles de inseguridad en el país han tenido un crecimiento importante del 2006 al 2011. La extorsión creció en este periodo 45.6%, el secuestro 81% y el robo con violencia 120%, según cifras del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

PROBLEMAS EN EL NORTE

Miguel Ángel Coello, comentó que a causa de los altos índices de inseguridad que se presentan en el norte del país la prima de los seguros aumentó 30% en esa región.

Sin embargo, el ejecutivo aclaró que los precios de las pólizas en esas entidades no se comparan todavía con los del Distrito Federal, ya que en la capital tienen un costo mayor. Los robos de autos a nivel nacional del 2000 al 2011 aumentaron 75 por ciento.

Los robos con violencia se dispararon 120% del 2008 al 2011 y en entidades como Nuevo León se incrementaron 1,785%, según datos de la Oficina Coordinadora de Riesgos Asegurados (OCRA). Esto ha obligado a que las aseguradoras mejoren sus servicios y sus coberturas.

Seguros Mapfre está revolucionando la forma de cubrir las demandas y las necesidades de la sociedad y es por eso que presentamos nuevas formas de asegurar el patrimonio de la sociedad , precisó Coello.

roberto.rodriguez@eleconomista.mx