Después de una semana de fuertes pérdidas y decepcionantes datos económicos de Estados Unidos, esta semana se espera lateralidad en los mercados financieros, ante la falta de cifras económicas relevantes; así como por el feriado de hoy en Wall Street.

Así, en una semana corta y sin incentivos que puedan impulsar los mercados, para el transcurso de estos días se puede esperar la misma tónica de jornadas anteriores, esto es, volatilidad, bajos niveles de operación y cautela por parte de los inversionistas.

Los inversionistas seguirán atentos a las cifras económicas y noticias de la crisis de deuda en Europa.

Asimismo, podrían presentarse algunos repuntes, que sólo serían movimientos técnicos, luego de las caídas de la semana pasada, ya que los fundamentales de los mercados son débiles.

Por lo que, para las siguientes semanas, no puede esperarse más que alzas insignificantes y la continuación de una tendencia bajista.

Lo anterior se debe a que los últimos datos económicos, publicado alrededor del mundo, sólo han confirmado la desaceleración en la recuperación de la economía global.

Tan sólo veamos el reporte de empleo de Estados Unidos correspondiente al mes pasado, que registró la primera pérdida de puestos de trabajo en lo que va del año.

La nómina no agrícola registró una pérdida de 125,000, la mayor desde octubre del 2009. Por su parte, la tasa de desocupación bajó a 9.5% el nivel más bajo desde julio del año pasado.

Pero esto ocurrió únicamente por que una gran cantidad de trabajadores abandonó la fuerza laboral.

De esta manera, los inversionistas permanecerán cautelosos, a la espera de señales que indiquen que la economía no caerá nuevamente en recesión.

En este contexto, Invex indica en su reporte semanal que, en general vemos poca posibilidad de una nueva etapa recesiva. Pensamos que el crecimiento se mantendrá en terreno positivo, pero que la trayectoria de la recuperación será muy desesperante .

Por lo pronto, en la BMV se esperan movimientos laterales, el Índice de Precios y Cotizaciones operaría en un rango de 30,000 a 32,000 unidades, su resistencia está en 31,500 enteros, tras perder en la semana 3.76 por ciento.

Para el tipo de cambio se esperan movimientos más estables, luego de que el peso perdió 45.15 centavos la semana pasada frente al dólar para cerrar en 13.11 unidades.

Invex estima un rango de operación de 12.80 a 13.20 pesos por divisa estadounidense.

Para el Dow Jones, prevé un rango de 9,600 a 10,000 puntos.

[email protected]