Debido al menor ritmo de crecimiento previsto para el turismo, las exportaciones y la Inversión Extranjera Directa (IED), así como la persistente debilidad en el consumo interno y la violencia en México, del 2012 al 2014, sólo seis estados presentarán un crecimiento importante, por arriba de 4%, del sector servicios, revela un análisis de aregional.

Se trata de Querétaro, Quintana Roo, Baja California Sur, Nuevo León, Sonora y Yucatán.

De acuerdo con el documento: Proyecciones de crecimiento del PIB sector servicios de los estados 2012-2014 , en Querétaro, Nuevo León y Sonora los principales factores que juegan a su favor son el dinamismo de los sectores comercial, de servicios financieros, transporte, correos y almacenamiento.

En tanto, en los tres estados restantes: Quintana Roo, Baja California Sur y Yucatán, el avance previsto se debe a la expectativa de un mayor crecimiento del turismo interno hacia estos destinos y, en menor medida, del de frontera, el cual se prevé pueda fortalecerse hacia el 2014.

Flavia Rodríguez, directora de Finanzas y Deuda Públicas de la consultoría, destaca que estados como Colima, Jalisco, Baja California, Guanajuato, Estado de México y Aguascalientes podrían mostrar tasas de expansión superiores a la expectativa del promedio nacional, de 3.6 por ciento.

En buena medida, lo anterior se deberá a la fortaleza de sus comercios internos, a la inversión privada de éste al por mayor y al fortalecimiento en la inversión para proveer recursos humanos de calidad", detalla.

AFECTA INSEGURIDAD

En contraste, destaca el caso de Oaxaca, donde se prevé el más bajo crecimiento en el sector servicios (1.5%), debido a que históricamente la IED dirigida a ese rubro es nula, la inversión privada muy baja, en tanto que en materia de servicios a las empresas, Oaxaca ocupará la posición 32 con la menor competitividad a nivel nacional .

Por su parte, algunos estados con alta especialización en el comercio exterior, y que actualmente están seriamente afectados por la inseguridad, principalmente Sinaloa y Chihuahua, verán crecer sus actividades terciarias de manera más moderada, con variaciones de 2.9 y 2.5%, respectivamente.

Entrevistada por El Economista, Leticia Armenta Fraire, directora del Centro de Análisis Económico del Tecnológico de Monterrey, añade que, en medio de las bajas expectativas, surge el campo de oportunidad para el sector terciario para diversificar los mercados internacionales y nacionales a los que apunta.

Detalla que el consumo interno debe ser fortalecido a través del gobierno, facilitando y promoviendo la apertura de empresas, y la Iniciativa Privada, ofreciendo mejores salarios para los trabajadores e incrementando la capacidad de compra de la población.

Refiere que el turismo interno, el cual registró del 2010 al 2011 un incremento de 6.7%, y no el internacional, sería una respuesta oportuna al atraso en los estados con menores resultados para el sector servicios.

Para 2014, no se habrá recuperado lo que se tenía antes de la crisis de 2009.

Cabe destacar que las actividades terciarias integradas por el comercio y servicios (servicios de transportes, información, financieros, inmobiliarios, profesionales y de salud) representan en promedio 65% del Producto Interno Bruto nacional.

[email protected]