El crecimiento del sector de servicios de Estados Unidos se desaceleró en julio a su nivel más débil en tres años, ya que el temor sobre las disputas arancelarias pesó con fuerza sobre las órdenes de las empresas y el panorama para la economía en general, mostró el lunes un sondeo privado.

El Instituto de Gerencia y Abastecimiento (ISM, por su sigla en inglés) informó que su índice de actividad no manufacturera bajó a 53.7 en julio, desde 55.1 el mes anterior. Analistas encuestados por Reuters habían previsto una lectura de 55.5 para el séptimo mes. Una lectura por encima de 50 indica expansión en el sector.

El menor crecimiento en el sector de servicios, que representa más de dos tercios de la actividad económica estadounidense, se produce en momentos en que la guerra comercial entre China y Estados Unidos presiona a las fábricas.

“Para una economía que depende tanto del sector de servicios, éste es un resultado particularmente complicado”, dijo Ian Lyngen, jefe de Estrategias de Tasas de Interés de BMO Capital Markets, en una nota enviada a clientes.

Una medición del segmento de servicios del ISM sobre las nuevas órdenes marcó una baja a 54.1 el mes pasado, su menor nivel desde agosto del 2016, desde la lectura anterior de 55.8. En tanto, el barómetro sobre las nuevas órdenes de exportación descendió a 53.5 desde 55.5 en junio.