El secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Arturo Herrera, lamentó la pérdida de más de 555,000 empleos formales en el país durante el mes de abril, como efecto de la crisis que está generando la pandemia del Covid-19.

“Es extraordinariamente lamentable (…) los estados más afectados son los que dependen del turismo; hay una caída casi del 20% en los empleos formales en Quintana Roo, después en Baja California Sur, Nayarit y Guerrero”, dijo en una entrevista con Leo Zuckermann en Foro TV.

Detalló que, dichos estados se caracterizan por depender de los ingresos que genera el turismo extranjero. “En la medida en que fueron cerrando las fronteras y aumentaron los contagios, empeoró la situación de estos estados y del sector turismo”.

Con respecto al sector de la construcción, indicó que, si bien se registró una fuerte pérdida de empleo, el sector sigue operando, es decir, no se encuentra completamente paralizado, a pesar de las medidas de sana distancia.

Herrera comentó que, una de las medidas que el gobierno estableció para que las empresas no cierren y no despidan a sus trabajadores es que la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) permite una reestructuración en el pago de sus deudas.

“Si alguien dejaba de pagar el principal de intereses y fuera a reestructurar su crédito con el banco, el banco no lo tenía que quebrantar. Al cierre de hoy, tenemos 3 millones de personas y empresas que se han acercado a reestructurar sus créditos”.

Recordó que también se han hecho medidas de diferimiento con créditos que da el propio gobierno a través del Infonavit, Fonacot y Fovissste.

El secretario de Hacienda mencionó que, a través de dos programas distintos se han dado créditos tanto al sector formal como el informal. “Al cierre de hoy teníamos más de 14,000 millones de pesos distribuidos para un total de 600,000 personas”.

Con respecto a las medidas fiscales que se requieren para mitigar el impacto del coronavirus sobre la economía, el funcionario dijo que lo que está haciendo el gobierno es reducir el gasto para inyectarlo a la economía, lo cual se ha reflejado en los créditos que se están dando.

Insistió en que el gobierno no puede endeudarse por su acotada capacidad de recaudar ingresos. Recordó que México recauda apenas 13% del PIB, lo cual está muy por debajo de la media de países de la OCDE.

A la pregunta de ¿qué le quita el sueño ante la situación que vive el país?, respondió:

"Hoy lo que me quita el sueño todavía es la parte del Covid-19, creo que vamos bien, estamos lejos de tener las tragedias que han tenido en Italia, España, Francia y Ecuador, pero no podemos cantar victoria, tenemos que seguir trabajando y dar el apoyo al sector salud y la distancia social".