Los mercados emergentes de América Latina sufrirían un contagio mayor, si países como Portugal, España o Italia llegan a atravesar por dificultades similares a las de Grecia, que bajó tres escalones en la calificación de su deuda, hasta el rango de basura, observa Edgar Camargo, economista para México en Bank of America–Merrill Lynch (BofA-MLynch).

Por su parte, el Gobernador del Banco de México, opina que el país está preparado para enfrentar los efectos de los ajustes fiscales que tendrán que hacer las economías desarrolladas europeas desatada por la crisis de impago en Grecia.

Explica que la situación de la economía griega provocó variaciones en el apetito de riesgo, ante la incertidumbre de que países de la periferia pudieran sufrir episodios similares de deterioro. Pero por el momento advierte que sólo atravesamos por un episodio de volatilidad.

Habrá que ver cómo evolucionan las medidas implantadas.