Más que bajar la tasa corporativa a los niveles que busca hacer la reforma de Estados Unidos (EU), la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) está revisando la tasa efectiva de impuestos, que se refiere a los impuestos totales que pagan las empresas una vez que hicieron sus deducciones, expuso José Antonio González Anaya, titular de la dependencia.

“Lo que están haciendo (en EU) es quitar muchas deducciones, entonces la tasa efectiva de impuestos es la que hay que analizar y eso es en donde nos estamos concentrando (...) Hay que esperar a ver qué pasa. No es sólo bajar el impuesto corporativo, pues si se baja, se suben otros impuestos”, expuso en una reunión con medios.

Detalló que, en el país vecino, los Estados cobran impuestos corporativos, los cuales varían y son alrededor del 8 por ciento. Bajo el régimen actual, este impuesto es deducible del Federal.

“En las propuestas de la reforma se baja el impuesto corporativo federal, pero se quita la deducción estatal (...) entonces, si bajas el corporativo de 35% a 20%, pero dejas de hacer la deducción del 8%, pues no se baja a 20% sino a 28% que se parece al 30% que hay en México”.

Cuando se le preguntó al secretario si habría espacio en México para reducir el Impuesto Sobre la Renta (ISR), respondió: “ya veremos”.

“Ustedes tengan la certeza de que vamos a ser responsables y prudentes”.

Abundó que desde la subsecretaría de Ingresos de Hacienda se está dando seguimiento y análisis de lo que se vaya aprobado, pero no se dará a conocer un plan o proyecto hasta que se apruebe definitivamente la reforma fiscal de EU.

“Vamos a terminar (nuestro análisis) cuando ellos terminen de aprobarla porque es difícil terminar de analizar algo que está cambiando (...) Se habla de que se van a mover los capitales de un lado a otro, pero existen tratados de doble tributación que hacen que todo esté estable”.

Agregó que las empresas no sólo invierten por las tasas de impuestos, sino que ven otros factores de la economía que los incentivan a invertir.

“La productividad y la eficiencia de las economías son otros factores que ven las empresas y en ese sentido las reformas estructurales que se han hecho en la administración le han dado una enorme competitividad a la economía mexicana”.

“Hacienda no hace política electoral”

Con respecto a la incertidumbre que se pueda tener el próximo año y por posibles desviaciones de recursos por las elecciones presidenciales, González Anaya expresó:

“La Secretaría de Hacienda no hace política electoral. Las leyes de gasto, el presupuesto, así como la ley electoral son bien claras en cuáles son las reglas; además existe el portal de transparencia para asegurar que no haya desvío de recursos”.

Subrayó que, para el próximo año, las metas de la dependencia se enfocarán en dar continuidad a la consolidación fiscal que se propuso la actual administración desde su inicio.

Aseguró que el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público -la medida más amplia de la deuda- se reducirá como porcentaje del PIB.

González Anaya reafirmó que, para el próximo año, se tenga o no un remanente de operación por parte del Banco de México, el gobierno cumplirá con sus metas fiscales.

erp