El Índice de Gerentes de Compras (PMI) del sector manufacturero de IHS Markit estuvo por debajo de la marca de 50 que separa el crecimiento de la contracción desde febrero, y se situó en 46.3 puntos en diciembre, un nivel inferior a 46.9 de noviembre.

El índice de producción, el cual se alimenta del PMI compuesto, que se considera un buen indicador de la salud económica, se redujo a 46.1 desde 47.4.

“Los fabricantes de la zona euro registraron un final terrible en el 2019, con una caída de la producción a una tasa que no se superaba desde el 2012”, indicó Chris Williamson, economista jefe de negocios de IHS Markit.

“Aunque las empresas se volvieron algo más optimistas sobre el año que viene, el retorno al crecimiento sigue estando muy lejos, dado que las nuevas entradas de pedidos continuaron cayendo a una de las tasas más rápidas observadas en los últimos siete años”, añadió.

El índice que mide los nuevos pedidos bajó a 46.6 desde 46.7 y, como lo hicieron durante todo el año pasado, las empresas recurrieron a completar los trabajos pendientes para mantenerse activas.

También indicó que no esperan una mejora inminente porque disminuyeron las compras de materias primas y se redujeron los niveles de personal.

Récord de ocupación laboral en Alemania

Por otra parte, se informó que la ocupación en Alemania marcó en el 2019 un nuevo récord, con 45.3 millones de personas trabajando, la cifra más alta desde la reunificación de un país que busca extracomunitarios para cubrir las necesidades de su mercado laboral.

Según las cifras difundidas este jueves por el departamento federal de estadistíca Destatis, a escala interanual, la ocupación laboral registró un crecimiento de 0.9 por ciento. En el 2018, el aumento respecto al año anterior había sido de 1.4 por ciento.

Este volumen de población laboralmente activa, el más alto desde la entrada en vigor del Tratado de Unidad —en 1990—, incluye tanto a empleados como a autónomos y a personas que trabajan en régimen de jornada reducida o los llamados minijobs.

El mayor aumento corresponde a las personas con contrato, que subieron a 41.1 millones, mientras que el número de los autónomos bajó 1.7% para situarse en 4.15 millones.

La ocupación subió en Alemania de manera continuada desde hace 14 años, poco después de entrar en vigor la reforma laboral implantada por el gobierno socialdemócrata-verde del canciller Gerhard Schröder.

Crece la ocupación y la población

En los últimos cinco años, se incrementó la población de Alemania —actualmente, más de 83 millones de personas, unos 2 millones más que hace cinco años—, debido principalmente a la llegada de inmigración regular y refugiados.

La tasa de desempleo se situó el pasado noviembre en 4.8 %, con un total de 2.1 millones de desempleados registrados, lo que fue ya la cifra más baja desde la reunificación.

Los analistas del Instituto de Investigaciones sobre el Mercado Laboral y Profesiones consideran que esta tendencia alcista se mantendrá en el 2020, aunque tal vez el año arranque con un leve aumento del desempleo debido a cuestiones estacionales.

La buena salud del mercado laboral esconde, sin embargo, una creciente precariedad y un alto número de población empleada en minijobs —hasta 8 millones de personas— y que previsiblemente percibirán en el futuro jubilaciones mínimas, coinciden analistas.