El 19 de junio, hilaron 14 semanas de demanda a doble dígito por billetes y monedas, reveló información del Banco de México (Banxico).

En el lapso del 15 al 19 de junio se presentó una variación anual de 18.3% en la demanda de la base monetaria. Un aumento que es explicado por “factores asociados a las medidas sanitarias implementadas en el país que habrían aumentado la demanda de efectivo por parte del público como medio de pago”, asentó el banco central en su estado de cuenta semanal.

No obstante, se moderó la demanda respecto del pico que se alcanzó en la semana del 12 de junio.

El Economista realizó una revisión de los estados de cuenta de Banxico, que permite identificar que desde el 3 de marzo, se ha venido acelerando la demanda de efectivo semanalmente. Se observa que se presentó un importante repunte desde el 20 de marzo, cuando comenzaron a aplicarse las medidas de distanciamiento social para limitar la propagación del Covid-19.

Así, en el Estado de Cuenta del 3 de marzo, se observa que la base monetaria en circulación registró una variación anual de 5.8%, y tres semanas después, el 27 de marzo, la demanda de efectivo registró una variación anual de 11.9 por ciento.

Al interior del Reporte Trimestral más reciente, Banxico resaltó que se ha presentado una “mayor demanda de activos monetarios líquidos por motivos precautorios tanto de hogares como de empresas (...) como resultado de los choques asociados con la pandemia de Covid-19”.

[email protected]