El crédito bancario al consumo sostuvo su tendencia positiva del 2011 y creció en noviembre 19.7% anualizado, sumando 488,200 millones de pesos, apoyado por el crecimiento de la facturación en las tarjetas de crédito y en los préstamos personales y automotriz, dio a conocer el Banco de México.

El saldo de la cartera bancaria de tarjetas de crédito al undécimo mes del 2011 registró un monto de 229,700 millones de pesos, un incremento de 9.2% comprado con el mismo mes del 2010.

Recientemente la Asociación de Bancos de México (ABM) destacó el comportamiento de esta cartera en noviembre, mes en que el programa Buen Fin apoyó a los grandes bancos, como BBVA Bancomer, cuya facturación en ese fin de semana fue 60% mayor a la registrada en el mismo periodo del año anterior.

Por su parte, los créditos personales y automotrices, los cuales están dentro del rubro de otros, incrementaron 41.5% anualizado, alcanzando un saldo de 198,100 millones de pesos.

La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) comentó que se mantiene atenta al comportamiento de los créditos personales y de nómina.

Ésta creció significativamente en el 2011, al igual que vigila de cerca el aumento de la cartera vencida de este segmento del negocio bancario.

El crédito bancario a la vivienda sufrió una desaceleración en noviembre con respecto al mes anterior, cuando alcanzó un incremento de 4.7% anualizado en el penúltimo mes del 2011, con 393,000 millones de pesos en saldo, mientras que en octubre del mismo año el aumento fue de 5.5 por ciento.

El crédito a la vivienda media y residencial se mantuvo igual en noviembre del año pasado, con 3.3% anual, contra 3.2% del mes de octubre del mismo año.

La vivienda de interés social, registró una fuerte caída en el crecimiento del crédito de los bancos, donde paso de un aumento de 20% en octubre a 12.7% en noviembre del 2011.

[email protected]