El sistema de representación mantenido por el Fondo Monetario Internacional (FMI) previo a la reforma de cuotas respondía a la geografía económica que se dibujó tras la Segunda Guerra Mundial.

Era un mapa de poder que ya no correspondía a la evolución de las economías emergentes como el grupo de los BRIC (Brasil, Rusia, India y China), concuerdan analistas internacionales.

De acuerdo con ellos, no es coincidencia que esta reforma de la reasignación de las cuotas ante el FMI se apruebe un par de semanas después de la incorporación del renminbi (RMB) o yuan chino a la cesta de divisas que referencia los activos de intercambio el mismo Fondo. En ambos casos ganan los países de mercados emergentes.

Hace un par de semanas, el Directorio Ejecutivo del FMI, es decir, Estados Unidos, por su alto poder de voto, aprobó la integración del RMB a la cesta de divisas que referencia el valor de los activos que opera el Fondo en los créditos a sus miembros.

Una decisión que para los economistas en jefe para México de Barclays y Bank of America (BofA) es un reconocimiento tácito a China de su mayor importancia económica en el mundo y un implícito registro para las economías emergentes en su conjunto.

Aunque el yuan no es en el mercado financiero mundial una divisa de libre operación y negociación, como sí lo es el peso mexicano, el FMI les dio la alternativa como moneda de reserva mundial, referencia de su tamaño económico, matiza el especialista de BofA, Carlos Capistrán.

La economía mexicana es la decimosegunda del mundo; es decir, es mucho más pequeña que la china (...) No tiene importancia que el peso mexicano no sea referencia en los activos del FMI. Me parece que fue más una decisión política y creo que el Fondo mantendrá en esa canasta sólo a una divisa emergente, que es el yuan , precisó Marco Oviedo, de Barclays.

Referencia que no flota

Desde agosto de este año, el Banco Popular de China (BCP) ha duplicado la banda de fluctuación del yuan, pero todavía no es una divisa plenamente convertible. Entonces, el BCP fijó reglas para las intervenciones cuando su divisa se deprecia hasta 6% respecto del tipo de cambio de la jornada anterior.

De acuerdo con el consejero financiero del Fondo, José ?Viñals, la devaluación de China en el mes de agosto fue malinterpretada por los mercados porque no fue una decisión adecuadamente comunicada .

Se trató de una medida correcta rumbo a la liberalización cambiaria, aseguró, que sin embargo no fue completada y se requiere aún más flexibilidad en su tipo de cambio y la comunicación debe ser mejorada .

El director de la iniciativa Brookings-CERES para América Latina, Ernesto Talvi, ha explicado que el interés de los mercados por invertir en nuestras monedas está muy influenciado por las bajísimas tasas de interés que hoy pagan el euro, el dólar y yen .

Hay mucho de lo que se llama carry trade, es decir, colocan en monedas como las nuestras con rendimientos más jugosos, tomando crédito en monedas donde la tasa de interés es muy baja. Así se aprovechan los diferenciales , detalla también desde Washington.

El economista del Banco Mundial para América Latina, Augusto de la Torre, ha explicado que el peso mexicano está lejos del dólar y el euro en el camino a convertirse en una divisa de reserva mundial.

Pero aseguró que la moneda mexicana sí tiene un nuevo estatus como una moneda líquida, atractiva, que la ha convertido en un asset class del más alto nivel .