El Producto Interno Bruto (PIB) de México creció 0.8%, en el tercer trimestre frente al segundo, en cifras desestacionalizadas, la tasa más alta desde 1.2% del mismo lapso del 2013, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Tras la publicación de las cifras, Agustín Carstens, gobernador del Banco de México, destacó que el crecimiento ha respondido fundamentalmente a la demanda interna, pero que es posible que la economía se muestre más vigorosa , hacia adelante, ante la expectativa de que Estados Unidos registre una expansión más sólida.

Eso es un buen augurio, digamos, para que el crecimiento económico de México también se acelere, porque el canal externo del crecimiento de la economía mexicana es bien importante y ahorita ha estado un poco apagado , aseguró a una radio local.

Estados Unidos es destino de alrededor de 80% de las exportaciones mexicanas, compuestas principalmente por productos manufacturados. Por componentes, las actividades primarias aumentaron 2.3%, mientras que las secundarias y terciarias avanzaron por igual 0.8% frente al trimestre previo.

En otro reporte, el Inegi aseguró que el Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE) creció en septiembre 0.2% frente al mes previo.

Bancos como Barclays e Itaú revisaron levemente al alza sus estimaciones para el crecimiento de México este año tras el dato y prevén que la economía siga acelerándose.

El banco central mexicano estrechó a inicios de mes su pronóstico para el crecimiento económico local de este año a un rango de 1.9 a 2.4%, desde 1.7 a 2.5% anterior.