Ante las deficiencias que se tienen en el ramo 23 de Provisiones Salariales y Económicas -mejor conocida como la "caja negra" del presupuesto- diversos expertos consideraron que el modelo de Federalismo debe ser reestructurado.

“No creo que vivamos en un falso federalismo, pero sí está urgido de reestructurarlo, pues está concentrado en las facultades de captación de recaudación y no en  la responsabilidad de gasto”, expuso Aristóteles Núñez, ex jefe del Servicio de Administración Tributaria.

 Al participar en la presentación del estudio Arquitectura del Ramo 23, indicó que los estados y municipios deben tener una mayor responsabilidad en la captingreación de ingresos y lo correspondiente a su gasto, ya que hay estados que se han vuelto más dependientes de lo que la Federación les da, en vez de comprometerse a una mejor recaudación de ingresos o un gasto más responsable.

Refirió que ante el hecho de que los estados tienen que ceder sus ingresos a la Federación, los cuales serán devueltos en una cantidad pactada y que a veces es menor a lo que entregaron, surgen los acuerdos o convenios para poder disponer de mayores recursos.

“Se requiere repensar el modelo federalista, no es un cambio que se dé de manera inmediata ni sencilla, pero si debe haber avances en la captación de recursos y que los estados asuman su responsabilidad en el gasto que hacen”, acotó Núñez.

Al respecto Edna Jaime, directora de México Evalúa comentó que no se puede pensar en mantener un modelo federalista al que se tenía hace 30 años, pues las prioridades y recursos contables de los estados han cambiado.

“Tenemos un federalismo real y dislocado, de un sistema profundamente centralista que se fue erosionando y nos dejó una ejecución y una fragmentación de poder que no encuentra acomodo”.

Insistió en la urgencia de replantear una reforma al gasto público que ayude a mejorar o equilibrar los recursos que se destinan a los estados y municipios a través del ramo 29 de participaciones, el 33 de aportaciones y el 23 de Previsiones Salariales y Económica.