Desde abril del año pasado en Estados Unidos no se creaban tantos empleos como en el primer mes del 2012. De acuerdo con el Departamento del Trabajo, en enero se crearon 243,000 empleos y la tasa de desempleo volvió a caer.

El consenso estimaba que se crearían sólo 155,000, por lo que el dato tuvo una respuesta más que positiva en los mercados. Y es que el reporte trajo varias sorpresas. En primer lugar, para noviembre y diciembre la nómina fue revisada a la alza, de 100,000 a 157,000 en el penúltimo mes del 2011 y de 200,000 a 203,000 en diciembre.

En segundo lugar, el descenso de la tasa de desempleo a su menor nivel desde febrero del 2009 a 8.3%, cuando el mercado esperaba que se ubicara en 8.5 por ciento.

Hay algunas advertencias sobre lo que fue un reporte bastante fuerte , dijo Sam Bullard, economista senior de Wells Fargo. Sigo siendo cauteloso en cuanto a si hemos alcanzado ya niveles de contratación de entre 200,000 y 250,000 , dijo.

La creación de empleos parece aún ser insuficiente para recuperar los puestos perdidos durante la crisis, ya que al momento hay 5.6 millones de empleos menos que hace cuatro años.

En los últimos cinco meses, la economía estadounidense ha creado en promedio 183,000 empleos mensuales, lo que deja ver que la recuperación sigue en pie luego de la desaceleración a mediados del 2011. Se requeriría crear 250,000 empleos mensuales de forma constante para que la tasa de desempleo vuelva a niveles previos a al crisis, inferiores a 7 por ciento.

De acuerdo con el Departamento de Trabajo estadounidense, se crearon 257,000 empleos en el sector privado, por cima de los 168,000 esperados.

El incremento en la nómina se dio principalmente en rubros como servicios profesionales (70,000), manufacturero (50,000), y los relacionados con los servicios turísticos (44,000). En el gobierno el empleo descendió, esta vez en 14,000 plazas.

En general, salvo la idea de mejores condiciones climáticas, no hay muchos argumentos para desapreciar el dato que ha sido muy favorable. Es probable que veamos poco a poco mejorar las estimaciones sobre el crecimiento económico de Estados Unidos , comentó Invex.