La zona euro dio a Grecia dos años más, hasta 2016, para que cumpla su objetivo de reducir su déficit fiscal al 3% de su Producto Interno Bruto (PIB), dentro del acuerdo pactado la semana pasada para aliviar la deuda pública del país.

"La zona euro dio dos años más, de 2014 a 2016, para cumplir con sus objetivos de déficit fiscal", escribió un portavoz de Chipre, que ocupa la presidencia rotativa de la Unión Europea.

La decisión llega un día después de que la agencia griega de gestión de la deuda iniciara la delicada operación de recompra de una parte de su deuda soberana en manos de inversionistas privados, acordada con la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), sus principales acreedores.

Los tenedores de deuda griega afectados tienen hasta el 7 de diciembre para participar en esta operación que concluirá diez días después, según un comunicado de la agencia.

Del éxito de la operación depende el desbloqueo por parte de la UE y el FMI, esperado el 13 de diciembre, de nuevos fondos para el país, vitales para que el gobierno heleno no se declare en suspensión de pagos.

"El avance del programa de deuda griega se analizará en la reunión de ministros de finanzas de la UE el 13 de diciembre", señaló este martes el ministro de economía español, Luis de Guindos.

EXPECTATIVAS POR RECOMPRA DE BONOS GRIEGOS

Los fondos de cobertura se están preparando para resistir otro intento de Grecia por recortar su deuda, al no tomar parte por el momento de un plan de recompra de bonos del Gobierno con la esperanza de obtener mayores ganancias en el futuro.

Grecia tuvo que ofrecer un precio mayor a lo esperado en su plan de recompra de bonos anunciado por 10,000 millones de euros (13,000 millones de dólares), luego de que los fondos de cobertura que compran los papeles presionaran por un aumento de los valores.